Opinión

La economía mexicana mantiene su crecimiento

 
1
 

 

En febrero, la industria manufacturera, generó ocho mil 931 empleos, cifra menor en su comparación anual. (Bloomberg)

La economía continúa creciendo en el presente año, a pesar del pesimismo prevaleciente en la sociedad mexicana derivado de las presiones de la nueva administración de Estados Unidos para cancelar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), de los hechos comprobados de corrupción de varios gobernadores de diversos estados de la República y de la creciente inseguridad en el país.

El Inegi informó que según la estimación oportuna del PIB, ajustados por estacionalidad, se registró un aumento real de 2.5 por ciento en la economía nacional para el trimestre enero-marzo de 2017, con respecto a igual periodo de 2016. Las actividades primarias avanzaron 6.5 por ciento, las terciarias (los servicios) lo hicieron en 3.8 por ciento, mientras que las secundarias (industriales) continuaron con una reducción, la cual fue de 1.3 por ciento. Este dinamismo se confirma viendo los datos del incremento en el número de trabajadores asegurados al IMSS y el incremento en el consumo interno. Los mecanismos por medio del cual se logra este dinamismo es motivo de otros artículos, pero destacan el ajuste cambiario y al hecho se mantienen las exportaciones con bajos o nulos aranceles.

Aunque este porcentaje es superior al promedio que se registra en Latinoamérica y en los países de la OECD, es insuficiente para corregir los graves desequilibrios que existen en nuestra sociedad. Sin embargo, hay que mencionar que nuestra economía está enfrentado tres grandes shocks externos de manera simultánea y cualquiera de ellos hubieran provocado una fuerte crisis interna en épocas anteriores: 1) Drástica caída en el precio del petróleo; 2) amenaza de cancelación del Tratado de Libre Comercio, e 3) incremento de las tasas internacionales de interés.

En las pasadas semanas se han tenido varias noticias que influyen de manera positiva en la economía nacional, como son la dificultad del gobierno norteamericano para obtener los recursos financieros que necesita para la construcción del muro que pretende dividir a nuestros países. Además, están las presiones de diversos grupos, dentro de aquel país, que buscan evitar que se cancele el TLCAN, lo que se había mencionado en los pasados meses, por el costo que el mismo tendría en amplios sectores y zonas de aquella nación.

Por otro lado está la ratificación de la calificación de Moody’s en A3 con perspectiva negativa que tiene asignada para la deuda de México, ya que se había venido mencionando desde el año pasado que se rebajaría. Esto debido al deterioro en las finanzas públicas en los últimos años, a la caída de los ingresos petroleros, al elevado crecimiento del gasto público y al limitado crecimiento económico. Esta reducción en la calificación conllevaría un aumento adicional en las tasas de interés, que a su vez incrementarían aún más el servicio de la deuda pública, deteriorando el déficit fiscal, lo que a su vez provocaría otra reducción en la calificación crediticia, entrando así a un círculo vicioso del cual es muy costoso salir.

Otro de los datos positivos conocidos recientemente es el comportamiento de las finanzas públicas, que de tener un déficit de 61.6 mil millones en el primer trimestre de 2016 se pasa a un superávit de 309.1 mil millones de pesos, apoyado por una reducción en el gasto programable de 6.3 por ciento real. Todavía falta un esfuerzo en las participaciones a las entidades federativas y en la consolidación de la deuda del Banco de México, pero se está avanzando de manera importante en la dirección correcta.

En conclusión, en este momento se está definiendo el futuro de la economía mexicana de las próximas décadas. De lo que se haga o no se haga en los siguientes meses se tendrá el futuro de las siguientes generaciones.

En la actualidad las distintas economías en el mundo están sujetas a una transformación importante, por lo que hay que identificar los nuevos desafíos e instrumentos de política económica que se crean para enfrentarlos. Bajo este criterio es relevante el seminario que está organizando el CEESP y el Consejo Coordinador Empresarial, 'Afrontando el cambio' para el jueves 11 de mayo.

Correo: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:
Elecciones en Francia, globalización vs. nacionalismo
¿Por qué suben las tasas de interés?
La renegociación del TLCAN