Opinión

La economía, mejor de lo que se cree

 
1
 

 

Economía 2016. (especial)

¿Por qué no dices que la economía mexicana va muy mal? ¿Por qué no informas que a la gente ya no le alcanza para comprar lo elemental?

¿Por qué no dices que hay cada vez menos empleo?

Hay quien me pregunta lo anterior. Y yo le respondo: porque no quiero decir mentiras.

En esta aburrida columna sólo consigno los hechos, y no lo que algunos imaginan que son o lo que otros quisieran que fueran.

Y allí le van algunos de los indicadores.

1.– Ayer nos dijo el Inegi que la economía mexicana creció en enero de 2016 en 2.9 por ciento anual –con cifras desestacionalizadas.

Este crecimiento es el más elevado desde septiembre del año pasado y en términos de volumen de producción es la cifra más elevada de la historia del país para un enero. Está lejos de lo que necesitamos; más aún de los que queremos, pero es mejor de lo que se esperaba y más aún de lo que vemos en el conjunto de América Latina. En otras palabras, la economía mexicana está lejos de ir muy mal.

2.– El crecimiento más importante se originó en el mercado interno.

Alrededor de las tres cuartas partes del crecimiento correspondieron al sector terciario de la economía, es decir, los servicios y el comercio, relacionados preponderantemente con el mercado interno. Es decir, al igual que el año pasado, el crecimiento del país ha sido impulsado básicamente por el consumo doméstico.

3.– El mercado interno ha crecido porque hay más empleos, más salarios y más crédito.

No hay milagros. Si el consumo doméstico crece es porque las familias tienen más recursos reales. El empleo formal a febrero subió 3.8 por ciento, mientras que el salario real aumentó 0.3 por ciento. Así que la masa salarial real creció 4.1 por ciento. El crédito al consumo subió 7.8 por ciento real, mientras que el destinado a la vivienda lo hizo en 9.6 por ciento, en cifras que ya descuentan la inflación.

4.– Los datos macroeconómicos se reflejan en resultados microeconómicos.

Las cifras macro se traducen en los números positivos de muchas empresas. Las ventas de las tiendas afiliadas a la ANTAD, que abarcan autoservicios, departamentales y especializadas, crecieron en febrero a un ritmo de 6.5 por ciento en términos reales, uno de los mejores resultados de los últimos años. Las distribuidoras de automóviles tuvieron en febrero sus mejores ventas de la historia para un mes igual.

Crecieron en 13 por ciento respecto a febrero del 2015, pero hay una tasa anual media de crecimiento de 9.8 por ciento respecto a febrero de 2012.

A veces la opinión pública no corresponde con la realidad demostrable en los hechos.

Y hoy, las cifras oficiales y privadas, demuestran que la economía mexicana está más robusta de lo que la mayor parte de la gente piensa.

Si el país empezó 2016 creciendo más que en los últimos meses es porque el mercado interno tiene un gran aliento.

Tenemos una gran cantidad de carencias e insuficiencias. Sin duda. Pero no nos engañemos imaginando que la economía es un desastre.

Denunciemos lo que está mal, como la corrupción, la falta de rendición de cuentas o la inseguridad.

Y dejemos que las evidencias nos muestren lo que realmente pasa con la economía, en lugar que lo haga nuestra imaginación.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Sectores que dan el ejemplo
El malestar mundial en la primavera de 2016
¿Le caben los billetes a su cartera?