Opinión

La desgracia de Pemex (y las petroleras)

 
1
 

 

ME. La desgracia de Pemex (y las petroleras).

Larry Fink, el CEO de BlackRock, es uno de los hombres más influyentes y mejor informados del mundo financiero. La empresa que dirige maneja 4.6 billones (trillions) de dólares de recursos que invierte en todo tipo de activos.

Por eso, es de tomarse en serio su declaración de esta semana en la que advirtió que alrededor de 400 empresas del sector de hidrocarburos podrían no sobrevivir ante el panorama de los bajos precios del petróleo.

Como ya se ha reiterado, la caída de los precios en los últimos 18 meses ronda el 65 por ciento.

El valor de capitalización de las empresas petroleras del mundo entero se ha ido a pique.

Por ejemplo, en el lapso referido, el valor de Petrobras pasó de 20.65 dólares por acción a 3.2 como cifra de este jueves. Es decir, la caída fue de 84.5 por ciento, por lo que hubo una pérdida de valor de 118 mil millones de dólares.

Pero, también hay caídas en el mundo desarrollado. Exxon, una de las mayores empresas del mundo y de las que menos perdió en su sector, también retrocedió en 26 por ciento en el mismo periodo y la pérdida absoluta de valor rondó los 110 mil millones de dólares.

Algunas más, algunas menos, pero todas las empresas petroleras dedicadas principalmente a la extracción se han venido para abajo en el mundo entero.

En este contexto, Pemex no podría ser la excepción.

No hay cifras respecto a su caída por el hecho de que la empresa no cotiza en la Bolsa, pero sí hay cálculos que refieren un “capital contable negativo” de alrededor de 1 billón 100 mil millones de pesos al tercer trimestre del año pasado. Esto quiere decir que la empresa tiene pasivos que superan en esa cifra al valor total de sus activos.

Pero además, aunque se reportaron ganancias operativas de 145 mil millones al término de tres trimestres del 2015, las pérdidas netas (ya incluyendo costos financieros e impuestos) ascendieron a 352 mil millones de pesos, un monto 139 por ciento superior al del mismo periodo del 2014.

Por esa razón, cuando esta semana se conoció que la Secretaría de Hacienda valora mecanismos para inyectar recursos a la petrolera, no fue sorpresa.

Y lo fue menos porque apenas hace poco días la calificadora Moody’s anunció que puso en revisión negativa las calificaciones de 120 empresas petroleras a nivel mundial, entre ellas Pemex.

Por interés de las finanzas públicas, Hacienda requiere que Pemex se fortalezca financieramente pues un incremento en los costos de la deuda de la petrolera podría significar un impacto adicional sobre el erario público.

Será muy interesante ver la fórmula que se adopta ya que, a pesar de la reforma energética, el que no se haya permitido a Petróleos Mexicanos convertirse en una empresa con capacidad para emitir acciones al mercado, limita mucho las fórmulas que puedan existir para inyectarle capital.

Finalmente, regresemos a lo que dijo Fink. Pese a las desgracias que atraviesan las empresas petroleras, el CEO de BlackRock recordó que alrededor de 4 mil millones de personas en el mundo entero se benefician por los menores precios del petróleo.

¿Cuál será el saldo final para México? Es algo que analizaremos en un próximo artículo.

Twitter:@E_Q_

También te puede interesar:

¿Vendrá la recuperación del peso?

La gran apuesta

¿Cómo nos impacta el petróleo?