Opinión

¿La derecha votará por la izquierda?

   
1
   

   

Votos en Coahuila. (Cuartoscuro)

Hemos escuchado hasta el cansancio desde hace años que es indispensable cambiar el régimen en el que vivimos, que ya se ha agotado, que no aguanta más y parece que todo esto es cierto, ya que tenemos los más altos índices de homicidios, espionaje telefónico a líderes sociales y periodistas, inequidad, etcétera.

Y esa fue una de las principales razones por las que se alió la izquierda en torno al Frente Democrático Nacional, en 1988. Después de eso, como todos sabemos, en el 2000 ganó por primera vez un candidato que no era del PRI, Vicente Fox, pero el régimen no cambió, quizá mejoramos en algunas cosas y seguramente empeoramos en otras; simplemente no hubo transición si no sólo alternancia.

Para las elecciones del próximo año una vez más PAN y PRD proponen formar un frente amplio que permita cambiar las cosas, y como señala Miguel Alonso Raya, consejero del PRD, lo importante es que se pongan de acuerdo en al menos 10 puntos.

Y propone algunos temas como combate a la corrupción, a la inseguridad, a la pobreza, nueva política económica, para que en el nuevo gobierno se avance e inicie la transición.

Pero los ciudadanos, que estamos cansados de promesas, nos preguntamos si logran esa agenda común y consiguen el voto, ¿quién nos asegura que van a cumplir?

Ahí están las iniciativas paradas en las cámaras, que más bien se vuelven como temas de moda. Ejemplos sobran, como la reducción del Congreso, que fue compromiso de campaña del presidente Peña Nieto y que ahora ya es imposible hacer cambios a la legislación para aprobarlo.

A principios de año con el aumento de las gasolinas se puso de moda este tema, como parte de la crítica y autocrítica para intentar cambiar las protestas sociales, y en cuanto se detuvieron todo volvió al olvido.

Nada más sobre este tema hay 18 iniciativas en el Congreso, pero ni ese desgaste sirvió para que los legisladores se pusieran a trabajar.

Como todos sabemos, están parados gobiernos de coalición, que quedó opcional, y le falta la ley reglamentaria, segunda vuelta y ni hablar de otro tipo de temas.

Pero si PAN y PRD quieren tener posibilidades de triunfo en los comicios del próximo año, deberían pensar seriamente en esta opción, ya que la ventaja de Morena con Andrés Manuel López Obrador es mucha, y el PRI demostró sus capacidades de movilización y compra de votos en las elecciones del Estado de México y Coahuila.

Es por ello que Miguel Alonso plantea que se requiere un gran esfuerzo para construir una fuerza novedosa que vaya mucho más allá de PAN y PRD, en la que participen intelectuales, empresarios, independientes.

Y para lograrlo se puede plantear que haya una coalición electoral, no sólo en el gobierno federal, sino en varias de las nueve gubernaturas en contienda y de los procesos municipales.

Una propuesta para la coalición electoral sería que el PAN pusiera al candidato al gobierno federal y el PRD a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, pero es muy difícil que los perredistas voten por un panista y viceversa, señala Alonso Raya, y sugiere que se busque a un candidato independiente que gobierne con un programa muy concreto de cambio.

Entre los nombres que menciona están el siempre citado Juan Ramón de la Fuente y Mauricio Merino, aunque también ve posibilidades de ruptura en el PRI. Y más aspirantes, como Manlio Fabio Beltrones, claro que reconoce que sería imposible que se tomara esa decisión con las broncas internas del PRD y PAN.

Opciones hay, los candidatos se pueden encontrar, lo que parece muy difícil es que los actuales aspirantes dejen sus egos y actúen por el país. Y si no que les pregunten a los siete aspirantes del PAN y los tres del PRD.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar: 
Que Anaya se defina
Divididos, llegan a la elección más grande
Sandoval en capilla