Opinión

La ciudad se pone cara


El Distrito Federal está encareciéndose rápidamente. De 2012 a la fecha, el precio de las casas y departamentos aumentó 12 por ciento. No hay ciudad o entidad en el país cuyos precios aumenten en esa proporción.

Los datos son de Sociedad Hipotecaria Federal y éstos dan para leerlos de dos maneras: pobre de quien quiere comprar, afortunado quien ya compró.

Un 12 por ciento en dos años es una tasa anual que ronda 6.0 por ciento.

Los bancos pagan tasas miserables. Trate de encontrar una de ese nivel.

Hay que poner atención a este mercado, por la experiencia de Sao Paulo, por ejemplo, que después del crecimiento económico provocado por la reforma energética en Brasil, la vivienda allá se puso más cara que en Manhattan.

¿En México qué ciudades están detrás del Distrito Federal? Gómez Palacio, Durango o Tlaxcala, cuyas viviendas valen 9.0 por ciento más que en 2012.

¿Cómo están otras ciudades? Pensemos en Monterrey, Guadalajara o Mérida.

Los regios batallan con la plusvalía. En la capital de Nuevo León los precios de la vivienda aumentaron 4.6 por ciento en dos años.

La ciudad fue afectada por la actividad del crimen organizado y un huracán que devastó infraestructura deportiva del río que cruza la metrópoli.

La ciudad que ofrece la carne en su jugo y las tortas ahogadas se encareció apenas un poco más.

Casas y departamentos en Guadalajara aumentaron su precio 5.0 por ciento en el mismo lapso.

Inversiones exóticas como la de una casa en Mérida, Yucatán, resultó una mejor opción al menos durante los últimos dos años.

Allá, cerca de los flamingos de Celestún y de los salbutes de Puerto Progreso, la vivienda aumentó 8.0 por ciento su precio en el bienio.

Mi impresión es que México, como país, está todavía muy barato. Su crecimiento económico atraerá a más gente a las ciudades y eso apreciará las propiedades.

Creo que si usted tiene con qué invertir en bienes raíces debería analizar la opción ya.

1
EVIDENTE:
Ataque al... mercado

Oferta de análisis. En el Bosque de Tlalpan, AstraZeneca ofrece lecturas de ritmo cardíaco y exámenes de niveles de colesterol, como un modo de vincularse al mercado. Los ingresos de la empresa en mercados emergentes, en los que se incluye a México, crecieron 6.0 por ciento en 12 meses. Dos puntos porcentuales más que el promedio de sus ventas en el mundo.

AstraZeneca