Opinión

La cartera de Miguel Ángel Mancera

 
1
 

 

Para hacer la Constitución de la Ciudad, Mancera indicó que escuchará a todos. (Especial)

En una interesante charla publicada la semana pasada en Más por Más, Miguel Ángel Mancera se muestra seguro de que será candidato a la presidencia de la República y de que le irá muy bien en ese proyecto.

Nacho Lozano, gran entrevistador, le cuestiona:

-En 2011 te entrevisté y dijiste por primera vez que querías ser jefe de Gobierno. Hubo quien se burló porque te veía abajo de Mario Delgado y de Alejandra Barrales. Pero lograste ser candidato. Ahora, con tus niveles de impopularidad, quieres ser candidato presidencial…

-Yo estoy seguro de que la gente va a entender, porque le vamos a dar la vuelta a esto y, como te dije aquella vez, vamos a competir y ya verás.

Sin embargo, en otra parte de la entrevista, Mancera da una respuesta que puede ser leída como muestra de lo lejos que se encuentra del ciudadano común.

-No uso cartera, en los bolsillos traigo mi teléfono, una agenda.

Hasta ahí la cita. Aquí la entrevista (http://bit.ly/1R8nsBX)
¿Quién puede darse el lujo de no usar cartera en la Ciudad de México?

Sólo aquellos que están acostumbrados a que un séquito –privado o público– les resuelva cualquier, subrayo, cualquier contratiempo.

Uno de los mayores reclamos de la ciudadanía es la indolencia de los gobernantes. Su distancia y su indiferencia con respecto a lo que un ciudadano vive en el día a día.

La respuesta de Mancera, donde sin más dice que no usa cartera, lo muestra de cuerpo entero. No sabe lo que es estar a expensas de múltiples circunstancias que vive cualquiera en la capital, y ese cualquiera incluye a pobres muy pobres y a muchos ricos.

Mancera no necesita cargar monedas para parquímetros que son un abuso, no porque las reglas no estén claras, sino porque gente como Mancera no sólo no paga parquímetros sino que ni siquiera entiende lo que es tener que dejar una junta para salir corriendo a pagar un nuevo periodo de estacionamiento a riesgo de que la araña, puntualísima, inmovilice tu auto. Y, en el colmo, esa araña se vuelve tortuga ciega cuando al lado de tu auto hay un vehículo de escoltas, que no será molestado en absoluto.

Mancera no usa cartera entonces y por tanto no sabe lo que es tener la lata (por las largas filas) de cargar de crédito la tarjeta del transporte público en el Metro. Menos sabe de los apretones, acoso y robos que se padecen en ese sistema y, peor aún, en las líneas de Metrobus.

La confesión del jefe de Gobierno nos explica, perfectamente, por qué él no ha sido un defensor de la causa de los capitalinos en medio de las contingencias. Nos explica cómo pudo ser posible que no dijera a las autoridades metropolitanas de ecología, o al gobierno federal, que hacer un Hoy no Circula en domingo podría meter en un problemón a quienes estaban de viaje ese fin de semana, ya fuera de negocios o de placer.

Si Mancera no usa cartera, si dice en su declaración que no posee auto, pues claramente no entiende lo que es ir al Verificentro y saber de primera mano que hay corrupción y que todo un nuevo sistema que querrá hacer mayores controles en un sólo punto de la cadena de la contaminación –los autos– no servirá de nada.

Mancera dice que quiere ser presidente, y dice que ya veremos cómo le salen las cosas. Y sin usar cartera. Como aquél que no tenía cash.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
La (inaudita) soberbia de la PGR
Javier Duarte, 645 millones por explicar
El necio y los otros (que son más necios)