Opinión

La banca social y la producción social de vivienda

 
1
 

 

Javer vivienda

Entre las escasas políticas públicas que promueven el apoyo gubernamental y la participación organizada de los beneficiarios, rompiendo el clásico vinculo clientelar se encuentra el Programa de Producción Social de Vivienda (PSV) de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI).

La Producción Social de Vivienda (PSV) es la forma de hacer vivienda que ha permitido al 70% de los mexicanos resolver sus necesidades. En 2006, la Ley de Vivienda en la fracción VIII del Artículo 4 reconoce la PSV como aquella que se realiza bajo el control de autoproductores y autoconstructores, como un derecho. Y desde el año 2007 la Comisión Nacional de Vivienda –CONAVI- ha puesto en marcha varias estrategias para potenciar a través del financiamiento y el subsidio federal a la Producción Social de como el actual programa de Esquemas de Financiamiento y Subsidio Federal, en la cual participan diferentes, Entidades Ejecutoras (instituciones financieras en su mayoría de Banca Social) y Organismos Ejecutores de Obra (asistencia técnica en diseño y construcción y el fomento de la cohesión social).

La PSV promueve la construcción de autonomía, responsabilidad y esfuerzo propio de los beneficiarios a la vez que pone en marcha una combinación de incentivos positivos para la concurrencia de diferentes actores: a) de los componentes organización y participación social, b) concurrencia de autofinanciamiento (ahorro de los beneficiarios y compromiso de aportes vía crédito), c) transferencia de dinero público (subsidios) y d) Integración de asistencia técnica constructiva. Esta combinación de incentivos positivos permite detonar soluciones de mercado y concurrencia de recursos financieros.

A septiembre de 2015, CONAVI había otorgado 225 millones de pesos a la Producción Social de Vivienda. Pero la inversión real fue de 562 millones, 60% adicional (337.5 millones) a lo invertido por el gobierno (¡!). Estos 337.5 millones estaban conformados por ahorro de los beneficiarios (56 millones) y créditos de la Banca Social (281 millones).

Junto con la acción de numerosas organizaciones sociales de ambito local asociadas a Organismos Ejecutoras de Obra (OEO) una especie de “constructoras sociales” que en alianza con Intermediarios de ahorro y crédito, hicieron posible esa concurrencia.

El medición de la pobreza en México por parte de CONEVAL considera la disponibilidad y calidad de la vivienda como una de las carencias determinantes del estatus de pobreza. No contar con una vivienda donde vivir significa alta vulnerabilidad inherente a la pobreza. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Art. 40), reconoce que toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa, para lo cual la Ley deberá establecer los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo.

El Programa de CONAVI es innovador y en pocas políticas públicas del gobierno federal se encuentra un diseño que al mismo tiempo que subsidia una actividad, crea incentivos de mercado y genera políticas públicas. Este programa contribuye al desarrollo del sistema financiero bancario y no bancario, el gobierno federal potencia sus metas multiplicando una cantidad de presupuesto limitada y las familias también se involucran en el esfuerzo de ahorrar para construir su patrimonio, cambiando su percepción de sujeto de beneficencia a la de autosatisfacción por el esfuerzo realizado. Además el trabajo en grupos comunitarios fortalece el capital social, la ciudadanía y la cohesión social.

Para la expansión de esta política pública que ha resultado exitosa se requieren dos acciones bien definidas: Por un lado, reconocer un porcentaje no menor al 15% en el Presupuesto anual de CONAVI y destinarlo a la PSV, dado que el presupuesto a constructoras comerciales devora las posibilidades del presupuesto público y desplaza los derechos sociales de los pobres.

Por otro lado, promover la incorporación decidida e informada de la Banca Social y de Organismos Ejecutores de Obra para llegar a miles de comunidades en condiciones de pobreza que necesitan soluciones a la carencia de vivienda. Un esfuerzo en este sentido es la iniciativa del Instituto Mexicano de Finanzas Rurales que junto con CONAVI realizará un “Seminario - Taller de: ESQUEMAS DE FINANCIAMIENTO A LA PRODUCCION SOCIAL DE VIVIENDA en el Hotel Royal de Zona Rosa, Ciudad de México los días 22 y 23 de octubre en la Cd. de México. Para mayor información (http://www.amucss.org.mx/index.php/ultimas-noticias/item/1794-tall)

También te puede interesar:

Presupuesto “Base Cero para el campo”: 10 propuestas campesinas

Prospera y la perspectiva de género

Reforma agraria: ¿qué hemos aprendido?