Opinión

La bala de plata de Josefina

   
1
  

  

josefina

Le reciente encuesta sobre preferencias electorales en el Estado de México, realizada por El Universal, muestra que la panista Josefina Vázquez Mota le ganaría de calle a todos, con o sin alianza.

Y leído al revés, el PRI sería el gran derrotado en su histórico bastión, sólo en caso de que la candidata opositora sea Josefina.

La excandidata presidencial tiene la bala de plata para liquidar al PRI rumbo al 2018.

Si los priistas pierden el Estado de México, también pierden la presidencia. La debacle no la pararía nadie.

Ella ha dejado saber que no quiere, pues apuntan sus cercanos que en el Estado de México está el PAN más corrupto del país, con un padrón inflado de manera escandalosa, y entrar a ese lodazal es de pronóstico reservado.

Sin embargo, los números son coincidentes: Vázquez Mota gana con todo y ese PAN mañoso y turbio. Y lo hace sin alianza con el PRD, o con alianza con el PRD, al candidato más pintado del PRI o Morena.

Van a ser meses de mucha presión para Josefina, quien deberá tomar una decisión fundamental, pues una cosa es lo que dicen las encuestas ahora, y tal vez otra lo que vaya a ocurrir el día de la elección, luego de una tormentosa campaña.

Si va a entrar, es para ganar el estado más importante del país. Y tiene todo para hacerlo. Entonces, ¿sí o no?

Llama la atención que entre los priistas no pinta nadie de manera clara, a pesar de que el Edomex es una cantera de cuadros políticos para ese partido.

El gobernador Eruviel Ávila no está mal evaluado por sus paisanos, ya que tiene un 44 por ciento de aprobación contra 39.4 por ciento que lo reprueba. Para como están los tiempos, no son malos números.

Y de los aspirantes del PRI el más conocido es Alfredo del Mazo, pero los mejor calificados en la relación positivos-negativos son el procurador del Consumidor, Ernesto Nemer y la exsenadora Ana Lilia Herrera.

Es curioso que el gobierno de Ávila no haya formado cuadros ni 'placeado' a nadie con miras a la elección del próximo año. Ahí no crece nada. Todo es gris para el PRI.

Al secretario de Gobierno, José Manzur –que es un político respetado–, no lo conoce el 89.1 por ciento de sus paisanos, a los que debe tratar todos los días.

La elección en el Estado de México puede ser el final anticipado del PRI en su estancia en Los Pinos.

¿Qué pueden hacer los priistas para darle la vuelta al marcador en ese estado, sin el cual no ganan la presidencia en 2018? Una sola cosa: procurar por todos los medios que la candidata del PAN, o del PAN-PRD, no sea Josefina.

¿Y el PAN qué va a hacer? Muy sencillo: convencer a Josefina y aceptarle todas y cada una de las condiciones que ponga.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Sus impuestos AMLO, sus impuestos
Gobierno no debe entrar a la elección en EU
Autoridad, por favor

>