Opinión

La alianza de Vidanta
con Cirque du Soleil

Hace poco más de un mes, Grupo Vidanta, que dirige Daniel Chávez Morán, inauguró en la Riviera Maya un nuevo teatro que sirve de recinto para un espectáculo permanente del Cirque du Soleil, bautizado como Joyá.

Horas antes de que iniciara la primera función de este show, Chávez comentó que cuando por primera vez platicó con la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, le preguntó qué podía hacer para ayudar y la respuesta de la funcionaria fue: “necesitamos más turismo”.

En esta petición de la funcionaria se enmarcaba perfectamente un proyecto que el empresario chihuahuense venía trabajando desde hacía varios años y al cual le faltaba poco para hacerse realidad: la edificación de este teatro y el comienzo del espectáculo del Cirque du Soleil, en lo cual estaba invirtiendo 520 millones de pesos, generando dos mil empleos tanto directos como indirectos.

La Riviera Maya es un multidestino turístico, uno de los más exitosos de México, que cuenta con un amplísimo portafolios de atractivos, entre ellos el del entretenimiento, a lo cual Chávez Morán quería sumar su nuevo proyecto. “Es un show íntimo, con el público muy cerca (el recinto tiene un aforo de 600 espectadores), y está hecho para que esta región crezca y atraiga más turismo”, explicó.

Generoso con sus colegas, afirmó que en la Riviera Maya ya existe la cultura del entretenimiento, “porque los de Xcaret –que encabeza Miguel Quintana Pali– tuvieron esa visión con Xcaret y Xel-Há” (después también abrieron Xplor, Xoximilco y actualmente está en proceso uno más que será Xenses).

“Es el único destino del país que lo ha logrado, porque hacen muy bien las cosas. Aquí están las mejores discotecas de México, que no son simples salones de baile. Por eso traemos al Cirque du Soleil, ya con este suelo fértil”.

Habría que añadir que otro de los más importantes empresarios turísticos, José Chapur, desde hace tiempo también trae a su hotel Moon Palace cantantes de talla mundial para ofrecer conciertos, aunque no son permanentes.

Vidanta, hasta antes de este nuevo proyecto, contaba con una planta de doce mil empleados en sus 25 hoteles, campos de golf y desarrollos inmobiliarios en Nuevo Vallarta, Puerto Vallarta, Los Cabos, Acapulco y Mazatlán (donde nació la empresa), además de la Riviera Maya, con siete marcas de las cuales la más conocida es Mayan Palace. Además, construyó y opera un aeropuerto privado en Puerto Peñasco, Sonora. Asimismo, entre sus proyectos en construcción se encuentra un hotel de lujo en Buenos Aires: Mansions of the World.

Pero los planes de Chávez Morán van más allá, particularmente en Nuevo Vallarta, la 'capital' del largo corredor conocido como Riviera Nayarit, en el Pacífico mexicano. Ahí también construye un hotel similar al de Argentina pero, sobre todo, lo que él llama “el más espectacular parque del mundo”. Se trata de otro proyecto en alianza con Daniel Lamarre, presidente y CEO de Cirque du Soleil, que incluye un parque de diversiones (lo cual no hay en el destino), tres resorts, un parque acuático y un show de este circo.

La empresa asegura que será un parque vivencial en el que creará una clase de entretenimiento completamente novedosa. “Los visitantes se verán inmersos en un nuevo y mágico reino lleno de estructuras surrealistas, extraños personajes, paseos espectaculares y experiencias inesperadas”.

Así, con una facturación de 600 millones de dólares anuales, Grupo Vidanta dispone de los recursos suficientes para seguir creciendo y, sobre todo, para pelear por convertirse en el principal grupo turístico de México.

En los alrededores

Nuevas secretarias. El año comenzó con dos nuevas secretarias de Turismo estatales. En Nayarit, el nombramiento recayó en Catalina Ruiz, que era secretaria de Cultura; en tanto que en Morelos el gobernador Graco Ramírez le dio el cargo a la novia de uno de sus hijos, Mónica Reyes Fuch, de acuerdo con información de Jorge Espíndola, corresponsal de EL FINANCIERO en esa entidad.