Opinión

Junio y sus ‘peligros’ financieros

 
1
 

 

Junio y sus ‘peligros’ financieros.

Hoy inicia junio, mes en el que habrá una serie de eventos geopolíticos que representan riesgos importantes para la estabilidad del sistema financiero internacional.

De entrada, mañana hará reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la que sus integrantes buscarán estabilizar el mercado petrolero mundial, aun cuando los precios del crudo han rebotado 85 por ciento, a cerca de 50 dólares por barril desde su mínimo de enero.

No hay buenas expectativas sobre un recorte de la producción, pues incluso la reunión en Viena se presenta en momentos en que se habla del fracaso del cártel petrolero y se plantea su desaparición.

De 27 analistas encuestados por Bloomberg, 26 dijeron que la OPEP mantendrá su actual bombeo y no establecerá límites a la producción.

Después de la reunión de los países productores petroleros, el viernes se conocerán la tasa de desocupación y el número de empleos generados en Estados Unidos durante mayo.

Los datos no sólo permitirán confirmar si las condiciones del mercado laboral en la economía estadounidense continúan mejorando, sino valorar a la Reserva Federal (Fed) si decide subir la tasa de interés en su reunión del 14 y 15 de junio.

El viernes pasado, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, consideró “apropiado” subir la tasa de interés en Estados Unidos, aunque con cautela.

“La economía continúa mejorando (...) el crecimiento parece estar recuperándose”, dijo la banquera central.

“Si eso continúa y el mercado laboral sigue mejorando, y espero que así ocurra (...), tal decisión (de un alza de tasas) en los próximos meses sería apropiada”.

Lo dicho por Yellen vino a reforzar las apuestas del mercado sobre un alza de tasas en la reunión de este mes o a más tardar en la de septiembre.

Si bien se espera que el aumento de la tasa de interés en Estados Unidos propicie un nuevo brote de volatilidad en los mercados financieros, la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) es un factor de mayor riesgo.

El 23 de junio, los británicos votarán en un referéndum si se mantienen o no en la UE, lo que se conoce como Brexit.

El gobierno del Reino Unido ha advertido de que si los británicos votan por abandonar la Unión Europea, su economía entraría en recesión y se dispararía la inflación, entre otros “impactos” económicos de gravedad.

Si el Brexit se materializa, habría que esperar implicaciones negativas en los ámbitos económico, financiero, político y social de la región.

La incertidumbre en torno a la salida de la economía británica de la Unión Europea aumentará en los próximos días y si el Brexit gana, lo que en este momento es poco probable; habrá que esperar un golpe al peso mexicano y las demás monedas emergentes.

El economista en jefe de Barclays en México, Marco Oviedo, dijo que la cotización del dólar podría llegar a 21 pesos, si el Reino Unido decide salirse de la Unión Europea.

A la reunión de la OPEP, la de la Fed y la decisión sobre el Brexit se suman las preocupaciones sobre el crecimiento económico de China como otro factor de riesgo para este mes, que lo convierten en un ‘junio peligroso’.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Adiós a la 'cultura del privilegio'
El escenario de la ‘presidencia Trump’
¿Se apaga el motor interno de la economía?