Opinión

Janet Yellen vuelve a destapar la incertidumbre

1
 

 

Janet Yellen

Hace unas semanas, en una comparecencia ante el Congreso norteamericano, la presidenta de la Fed quiso mandar un mensaje de certidumbre a los mercados cuando nos dijo que el Comité de Política Monetaria no pensaba incrementar sorpresivamente las tasas de referencia, y que primero sería necesario quitar de los comunicados que se emiten, al término de cada reunión, la leyenda: “La Fed va a ser paciente para subir las tasas de interés”. Agregó: “...lo que no implica que subamos la tasa inmediatamente”. Unos días después, un buen dato del mercado laboral estadounidense de febrero generó importantes ajustes en los mercados financieros globales. Los inversionistas globales vieron en este dato que ya venía la modificación del texto de los comunicados, para la siguiente reunión de marzo.

El pasado 18 de marzo en la última reunión del Comité, quitaron efectivamente la leyenda, lo que debería de haber causado una debacle en los mercados financieros, ya que esto implica que la puerta de la normalización de las tasas de interés ya está abierta. Sin embargo, al mismo tiempo utilizaron una estrategia de comunicación que compensara esta señal, con una contraria, que fue muy bien recibida. Los miembros de la Fed redujeron sustancialmente sus pronósticos de crecimiento para este año y el siguiente, moderaron sus pronósticos de alza de la tasa de referencia, y adicionalmente Yellen destacó que el mercado laboral requería de mucha ayuda adicional, que la inflación todavía se encuentra muy debajo de su meta que es llegar a 2.0 por ciento, y sobre todo, destacaron que la exagerada sobrevaluación del dólar ya está afectando la competitividad de la economía americana. Por último, afirmó que “quitar el término paciente del comunicado no significa ser impacientes”.

El pasado viernes en una conferencia en la Fed de San Francisco dijo que espera que la Reserva Federal suba las tasas de interés este año, y que los aumentos posteriores serán graduales, sin seguir un camino predecible. Hasta aquí vamos bien, pero luego remató:

“Después del aumento inicial, los funcionarios del Comité no seguirán 'algún curso predeterminado de ajuste', lo que implicaría aumentos de tamaño similar a intervalos regulares (en las tasas)”. “El camino real de la política monetaria evolucionará en la medida en que las condiciones económicas evolucionen, por lo que el endurecimiento de la política podría acelerarse, desacelerarse, detenerse o incluso revertir su curso, en función de los acontecimientos reales y esperados de la actividad real y de la inflación”.

¿No es toda una belleza este nuevo mensaje? ¿Por qué actúa así? Entre los analistas monetarios hay un viejo proverbio que dice: “si algún día llegas a entender el mensaje de un banquero central, de seguro que el banquero central se equivocó”.

Hace unos meses cuando se entró a la fase del tapering (la fase de reducción que tuvo que hacerse en los programas de creación de dinero), se optó por una estrategia que consistió en una reducción gradual en la cantidad de dinero que se inyectaba, los anuncios de las reducciones fueron bastante predecibles, y la estrategia de salida de estos programas resultó ser un éxito.

Esperábamos ver lo mismo en la estrategia de comunicación de la normalización de tasas. Pero esto no es tan sencillo. Si la Fed da señales muy claras de gradualidad, vas a tener del otro lado del ring a miles de jugadores globales tratando de sacar provecho de esta gradualidad.

Carstens nos había dicho recientemente que no se descartaría que Banco de México tuviera que subir su tasa de referencia antes de que la Fed aumente sus tasas. Semanas después nos anunció que la Comisión de Cambios puede reforzar sus esquemas actuales, si la devaluación del peso se exagera. Pero también están dispuestos a implementar nuevos mecanismos con reglas, si la presión es mayor, y por último nos advirtió de que si la volatilidad lo amerita, están dispuestos, cómo último recurso, a intervenir directamente en el mercado cambiario.

Todo esto, antes que subir su tasa de referencia. ¿Le quedó claro? Clarísimo.

Twitter: @ErnestoOFarrill

También te puede interesar:
El dólar regresa por debajo de 15 pesos
Los dilemas de la Fed y del Banxico
Cuándo y cómo será el alza de tasas de la Fed y de Banxico