Opinión

Interrogantes sobre el petróleo

1
 

 

Módulo especial cuatro preguntas sobre el petróleo

A través de redes sociales y de elfinanciero.com.mx, numerosos lectores respondieron a la convocatoria para formular preguntas sobre el tema del petróleo. Va un primer bloque de respuestas a algunas interrogantes que fueron de las más frecuentes.

El número de preguntas fue elevado, por lo que dividiremos en dos entregas estas respuestas que intentan agrupar las inquietudes de los lectores.

-¿Por qué en la mayor parte del país no baja el precio de la gasolina y en la frontera norte sí?

Actualmente, el gobierno tiene la facultad de fijar el precio de las gasolinas. De acuerdo con la política anunciada para este año, sólo se dio el aumento de 1.9 por ciento al arrancar enero. Sin embargo, a diferencia del resto del país, en la frontera hay precios que se mueven en función de cómo están los precios en Estados Unidos. Esta situación, en virtud de la reforma energética, va a cambiar a partir de 2018, cuando los precios de las gasolinas queden sujetos al mercado y se puedan comercializar gasolinas con marcas que no sean las de Pemex.

-¿Por cuánto tiempo están asegurados los ingresos del gobierno y de Pemex por las coberturas adquiridas por el gobierno?

El gobierno aseguró que exista la posibilidad de vender 228 millones de barriles a un precio de 76.4 dólares en promedio, con independencia del nivel que tenga el precio en el mercado. Esto ocurrirá en el último trimestre de este año. Sin embargo, lo que se aseguran son los ingresos fiscales del gobierno federal. Pemex no tiene directamente ese seguro y le impacta en sus finanzas la caída de los precios del crudo, como a otras empresas de la industria a nivel internacional.

-¿Qué industrias ganan con la caída del precio del petróleo?

Ganan esencialmente quienes usan como insumo a los hidrocarburos. Por ejemplo, las líneas aéreas están pagando menos por la turbosina que reciben, pues incluso en México ha bajado de precio en más de 25 por ciento. La industria química y la petroquímica también se verán beneficiadas. Y el caso más importante es el de la industria eléctrica. En la medida que baje el precio del gas natural, como ha sucedido, la CFE y los otros productores podrán generar electricidad a menor costo, y esto debe repercutir en el precio al público de la luz en el caso de la industria, el comercio y los hogares que pagan tarifa DAC.

-¿Cuál será el efecto de la reducción de los precios del crudo en la reforma energética?

La primera licitación de la Ronda Uno que se convocará en los próximos meses, y cuyo contenido se dio a conocer, quizás no se vea tan afectada, en la medida que las áreas que se licitan son en aguas someras, donde los costos de producción del crudo tienden a ser más bajos, por lo que aun con los niveles actuales de precios podrían ser atractivas. Sin embargo, las áreas vinculadas con shale y en aguas profundas probablemente perderán atractivo si los precios continúan bajos en el mediano plazo, así que sí podría tener un impacto negativo sobre la parte petrolera de la reforma energética, aunque lo habría positivo sobre la parte eléctrica de la misma reforma.

Seguimos el lunes.

Twitter: @E_Q_