Opinión

Informe, oportunidad perdida

 
1
 

 

3er Informe EPN. (Édgar López)

El rito del Informe presidencial en México es una oportunidad perdida para un ejercicio pleno de nuestra democracia, el equilibrio de poderes, el republicanismo y la rendición de cuentas. A raíz de 2006, después del encono generado por una victoria electoral con 0.56 por ciento de diferencia, nuestro sistema político se degradó en muchos órdenes y espacios. Uno de ellos es el Informe de Gobierno del Ejecutivo federal.

El artículo 69 de la Constitución dice que el presidente presentará un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país. Este mandato ha dado pie a la salida fácil, cómoda, miedosa y legal de enviar un mensajero al Congreso cargando los textos del Informe el 1 de septiembre; y que al día siguiente el presidente tenga su día, con todo bajo control, digno de un evento presidencialista de los 70. Felipe Calderón inició esta penosa práctica y el presidente Peña no ha buscado un formato distinto, a la altura de la sociedad y el momento político que vive México.

Hay muchos ejemplos de países donde el informe del Ejecutivo (presidencialista o parlamentario) se da con un debate abierto, serio, respetuoso y de cara a la sociedad. El Ejecutivo (presidente o primer ministro) y los partidos de oposición intercambian puntos de vista, contrastan visiones e información respecto a los asuntos prioritarios de su país. Aquí tenemos un desfile de secretarios que durante semanas, en lo que denominamos la glosa del Informe, acuden al Congreso a explicar los temas relativos a su dependencia. Deberíamos avanzar y tener ambas cosas: un día en el que el presidente informe a la sociedad en un debate público con los legisladores de otros partidos, y además el desfile de su gabinete para ahondar en asuntos más concretos.

¿Cuándo podremos tener ese ejercicio de país moderno, transparente y democrático?

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Observatorio de la gordura
¿Guerrero fallido?
'In good faith'