Opinión

Inflación en el real estate

10 mayo 2017 5:0
 
1
 

 

[Bloomberg] La nueva plataforma contempla la integración de las áreas de cemento y concreto premezclado. 

Durante cuatro meses consecutivos, la inflación general en la economía mexicana aumentó y se ubicó en 5.8% al cierre de abril del año en curso. Los pronósticos de analistas es que podría llegar a un 6%.

Esta situación importa al mercado inmobiliario y en particular al de la construcción, que de manera complementaria se ha visto afectada por el efecto alcista del tipo de cambio y el precio de las materias primas.

Hasta el año pasado, el negocio de la construcción experimentó un incremento de 8.7%, equivalente a un aumento anual superior a 4%. Esta inercia es mayor que los precios de la inflación general.

Las consecuencias del aumento en el precio del cemento, concreto, metales y acero, además de mobiliario, vidrio, equipo de automatización, elevadores y muchos otros productos de importación son múltiples y van más allá del simple impacto en los costos de edificación.

Históricamente la consecuencia de un aumento de precios se refleja en los precios del arrendamiento, más aún cuando en el segmento comercial, corporativo e industrial vienen nuevos proyectos que compiten con los que están listos para ocuparse.

En el mercado corporativo, se ha empezado a observar un detenimiento en el desplazamiento de los miles de m2 que están disponibles en el mercado.

A nivel de vivienda, el impacto no es menor. Si bien las desarrolladoras antiguas como Sare, Homex, Geo y Urbi entraron a un período de recuperación en ingresos vía mayores ventas, según los reportes trimestrales recientes, es un hecho que este resultado no ha sido producto de una disminución en los precios.

Por el contrario, el impacto de la construcción en el negocio de la vivienda es relevante, al igual que el precio de la tierra y la nueva política de subsidios, con todo y las eficiencias operativas que han alcanzado al paso de los años las grandes desarrolladoras del segmento medio.

Justo entre los departamentos que parten del piso de $1.5 millones de pesos, la oferta cada vez es mayor y no ha existido forma en que los precios paren su escalada.

Hace unos días, el portal propiedades.com indicó que durante los últimos dos años, los precios para la adquisición de departamentos en la Ciudad de México subieron 12%, nos referimos a aquellos de 80m2 que hoy día tienen un valor promedio de 2.6 millones de pesos.

Este aumento se debe a la combinación de los precios de los insumos y el efecto del tipo de cambio. Es por ello que la inflación, siempre terminará representando un costo para el consumidor final, que ahora verá mermada su capacidad de compra con los desarrolladores y de pago ante los bancos.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

Vivienda con acento

Refugio del real estate

Cautela y expansión