Opinión

Indispensable apoyar a zonas económicas especiales

 
 
 

 

temblor

Ante en el embate de la naturaleza en el sur-sureste del país se requieren canalizar recursos del presupuesto, no sólo para la reconstrucción, sino también para la reactivación económica a través de las Zonas Económicas Especiales (ZEE).

Ante diputados de las comisiones unidas de Economía y Especial de Zonas Económicas Especiales, Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, sostuvo que para el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 se requieren cerca de 7 mil 300 millones de pesos (mdp) para infraestructura y logística, que den viabilidad al crecimiento de la región sur-sureste.

Informó que se tiene previsto para el próximo año fiscal efectuar 30 proyectos; sin embargo, sólo siete recibirán recursos para su realización. Aseguró que existe una gran necesidad de ampliar las capacidades de los puertos de Salina Cruz, Coatzacoalcos, Pajaritos y Puerto Chiapas, para lo cual se requieren de 400 a 600 mdp.

En la reunión con los legisladores resaltaron varios temas de relevancia para generar ahorros entre el sector empresarial, como el de la tramitología que enfrentan los inversionistas. Gutiérrez señaló que mil 775 trámites pueden ser regulados, lo que se desea es que los empresarios realicen en un sólo lugar trámites, pagos y más, y “quitar, con ello, temas de corrupción”. Destacó que de generarse una ventanilla única se ahorrarían cerca de 180 mil mdp en trámites; es decir, “se reducen 25 por ciento el costo y el tiempo y evitamos lidiar a los inversionistas con cerca de 185 dependencias de los tres niveles de gobierno”.

Gutiérrez Candiani enfatizó que por cada dólar que se invierta en una zona económica se puede llegar a multiplicar hasta tres dólares, debido a la necesidad de servicios como educación y salud.

El presidente de la Comisión de Economía, Jorge Enrique Dávila Flores (PRI), sostuvo que a un año de promulgada de Ley Federal de Zonas Económicas Especiales se ha logrado, “en tiempo récord”, emitir que las regiones de Puerto Chiapas, Lázaro Cárdenas-La Unión y Coatzacoalcos se beneficien con una inversión de 5 mil 300 millones de dólares y la creación de 12 mil empleos.

A su vez, la presidenta de la Comisión Especial de Zonas Económicas Especiales, diputada Mariana Benítez Tiburcio (PRI), destacó que esta ley representa la gran oportunidad para que la región sur-sureste supere, a través del impulso del desarrollo económico, las grandes brechas existentes y derrotar el rezago social que históricamente han acompañado a Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Veracruz y Yucatán.

Estas entidades ocupan los índices más bajos en desarrollo humano y social, pero tienen un denominador común, que son estados con una gran participación competitiva, una ubicación demográfica estratégica y con grandes ventanas de oportunidad para el crecimiento.

“Estas regiones son el México que se ha quedado atrás, que no ha podido aprovechar su potencial productivo; por ello, la necesidad de dejar a un lado la política asistencialista, que sólo busca llevar un apoyo económico y que nada más alivia o mitiga la condición de pobreza, pero no la resuelve del todo”.

Benítez Tiburcio destacó que la inversión productiva, formación del capital humano, educación de calidad y la juventud de esta región, permitiría que estas zonas se desarrollen. “Los legisladores tenemos la tarea de dotar de recursos públicos a este ordenamiento para lograr concretar los proyectos en el próximo ejercicio fiscal 2018.

Recordó que en junio pasado se aprobaron las primeras cinco zonas especiales: Puerto Chiapas, Chiapas; Coatzacoalcos, Veracruz; Lázaro Cárdenas-La Unión, Michoacán y Guerrero; Progreso, Yucatán, y Salinas Cruz, Oaxaca.

En su exposición, Gerardo Gutiérrez Candiani explicó a los diputados que en la actualidad la unidad a su cargo prevé pasar a la comisión intersecretarial la aprobación de Zona Económica Especial a Campeche y Tabasco, y como entidades susceptibles a Puebla e Hidalgo.

También te puede interesar: 
La decisión más difícil del Presidente
Del Mazo resuelve lo que Eruviel no pudo
El momento de Meade