Opinión

Indicadores recientes
y precios del petróleo

1
 

 

petróleo

Ya le anticipaba la semana pasada, aquí en este espacio que para el pasado diciembre, y de acuerdo con nuestro indicador IBAM, estimamos que la economía de México (IGAE) pudiera haber registrado un crecimiento de 3.6 por ciento ese mes, con lo que el PIB de todo el año debería de reportarse con un crecimiento de alrededor de 2.1 por ciento real anual. Estos datos serán publicados por el Inegi el próximo 20 de febrero.

El PIB preliminar en  Estados Unidos fue de 2.4 por ciento para todo 2014, a pesar de la contracción del primer trimestre.

También China ha publicado un crecimiento de 7.4 por ciento para 2014, mientras que la Zona Euro estima haber crecido 1.1 por ciento.
Para enero empiezan a fluir los indicadores más oportunos, que vale la pena comentar para valorar cómo arranca el año.

Hay que destacar en primer lugar los registros de deflación recientes en varios países, incluyendo el de la primera quincena de enero en México (-0.19 por ciento).

En Estados Unidos:
Índices de Gerentes de Compra (ISM):
El sector manufacturero creció en enero a un ritmo más lento. El ISM manufacturero bajó a 53.5 puntos desde los 55.1 registrados en diciembre. La actividad del sector no manufacturero (servicios) -que explica cerca de 90 por ciento de la actividad económica de Estados Unidos- mejoró en enero. El ISM de servicios se recuperó a 56.7 unidades desde las 56.5 de diciembre.

La nómina no agrícola aumentó en 257 mil plazas tras las 329 mil de diciembre. El mercado esperaba un alza de 230 mil plazas en enero. El informe del Departamento del Trabajo señaló que la tasa de desempleo subió a 5.7 por ciento desde 5.6 por ciento de diciembre, ya que la mejora del mercado de trabajo atrajo a más estadounidenses a la fuerza laboral. Los salarios promedio por hora subieron 0.5 por ciento mensual en enero desde el mes anterior, la cifra más alta desde noviembre de 2008, a tasa anual aumentaron 2.2 por ciento, para anotar el mayor incremento desde agosto.

Para México:
Los indicadores IMEF
(equivalentes a los ISM de EU): Al revés que en Estados Unidos, el indicador IMEF manufacturero ajustado estacionalmente subió 0.9 puntos en enero, sugiriendo que la actividad manufacturera podría tener una ligera mejoría en los próximos meses. El indicador IMEF no manufacturero o de servicios, descendió 0.8 puntos, sugiriendo un desempeño débil en los sectores de comercio y servicios.

Las ventas de Walmart México: En contradicción a lo que nos dice el indicador IMEF de servicios, las ventas de esta cadena minorista para México en enero tuvieron un crecimiento nominal de 7.7 por ciento y bajo tiendas comparables creció 5.1 por ciento nominal equivalente a 2.4 por ciento real anual.

El Índice Mexicano de Confianza Económica (IMCE) del IMCP: El IMCE subió a 70.40 puntos desde los 70.03 registrados en diciembre, mostrando alza después de tres bajas continuas. El índice que evalúa la percepción sobre la situación actual bajó a 65.35 puntos desde los 67.35 observados un mes antes. Sin embargo, el índice que mide las expectativas sobre la situación futura (dentro de seis meses) reportó alza y se ubicó en 76.70 desde los 73.39 puntos de diciembre.

El precio del petróleo por arriba de 50 dólares por barril. El precio mínimo que tocó el WTI fue de 43.58 dólares a mediados de enero. En los primeros días de febrero se había recuperado por arriba de 52 dólares. Un repunte de casi 20 por ciento en dos semanas. En las últimas jornadas hemos visto una volatilidad superior a la que ya nos tiene acostumbrados este mercado.

Buenos datos económicos en Estados Unidos junto a mayores precios del petróleo deben inducir al alza a las tasas de interés. La tasa de interés de los Bonos del Tesoro a 10 años que había cerrado hace dos semanas con un rendimiento de 1.64 por ciento anual subió a 1.95 por ciento anual, con el consecuente contagio en las tasas mexicanas.

El balance de todo esto es más bien positivo. Una economía estadounidense fuerte y la recuperación del precio del petróleo matan a las cifras de mediocridad económica de nuestra economía.

Twitter: @ErnestoOFarrill

También te puede interesar:
​El PIB y los recortes fiscales
¿Qué puede pasar con Grecia?
​Escenarios sobre la decisión de Draghi