Opinión

Indecisos, ocultos y abstencionistas

    
1
 

  

votos me

En estos últimos días de campañas esperamos la publicación de encuestas finales de distintos medios y empresas. Con ellas, es inevitable pensar en cuántos indecisos quedan y cómo pueden mover la elección, cuántos entrevistados ocultan su voto, y cuáles entrevistados si votarán y cuáles no.

La profesión de encuestas no ha sido muy eficiente en reportar estos tres fenómenos de comportamiento que, sin duda, inciden tanto en la precisión como en el valor informativo de las encuestas. La tarea de identificar indecisos, votos ocultos y abstencionistas es un reto mayor.

Para propósitos de ilustración y análisis, en esta ocasión me di a la tarea de examinar algunos reactivos de las encuestas preelectorales del Estado de México y Coahuila que hemos hecho en EL FINANCIERO, y cuyos resultados fueron publicados el miércoles y jueves de esta semana, respectivamente. El objetivo es darnos una idea del tamaño que representa cada uno de esos grupos y de las posibles implicaciones que tienen para las estimaciones de voto.

Comencemos con los indecisos. Desde tiempo atrás, los indecisos se han confundido con quienes no responden la pregunta electoral, o más bien con quienes responden 'no sabe' o 'no contestó' a la pregunta: “Si hoy fueran las elecciones, ¿por quién votaría usted?”. A mi parecer esa es una noción errónea acerca de quiénes son los indecisos. En las encuestas de EL FINANCIERO hemos utilizado la pregunta “¿Usted ya decidió definitivamente por quién votar para gobernador, tiene idea pero podría cambiar o aún no decide su voto?”. Consideramos como indecisos a quienes responden 'aún no he decidido'. En el Estado de México, 23 por ciento dijo estar indeciso y en Coahuila 24 por ciento, proporciones muy similares. Regreso a los indecisos en un momento.

Pasemos al voto oculto. Ahí ha habido menos esfuerzo (y menos creatividad) de los encuestadores para identificarlos, pero hay una manera interesante de hacerlo usando la pregunta de indecisos recién descrita. Quienes dicen que definitivamente ya decidieron su voto, pero no responden la pregunta electoral, es claro que nos están ocultando su voto. En el Estado de México es 6.0 por ciento del total de entrevistados, y en Coahuila 7.0 por ciento. Ese es el tamaño del voto oculto.

Para saber más acerca de esos decididos que ocultan su voto podríamos revisar otras opiniones políticas. Incluso podemos proyectar un escenario extremo, aunque improbable, en el que todos ellos voten por el segundo lugar, de manera que puedan virar la elección. En el Estado de México reportamos cinco puntos de ventaja y en Coahuila seis puntos, lo cual no es una ventaja definitiva. No obstante, es improbable que todos esos votos ya decididos pero ocultos estén alineados a una sola causa.

Finalmente, los abstencionistas. En las encuestas podemos preguntar el interés en la elección, la probabilidad subjetiva de ir a votar, si ha votado antes, y otros aspectos similares para determinar si un entrevistado es probable de ir a votar o no. Nuestra estimación con base a las encuestas arroja una participación entre 44 y 49 por ciento en Edomex, y de 47 a 52 por ciento en Coahuila. El resto son probables abstencionistas.

Juntando esta medición con las otras nos arroja resultados interesantes: los electores decididos son mucho más probables de salir a votar que los cambiantes y éstos últimos a su vez son más probables de acudir a las urnas que los indecisos. La diferencia es hasta de 30 puntos porcentuales entre los primeros y los últimos.

Estudiar a los votantes a través de encuestas es una labor fascinante. Encontrar las llaves para descifrar su comportamiento requiere creatividad metodológica y de preguntas, además de un buen trabajo de campo. Espero que esta breve descripción ayude a la lectura e interpretación de las encuestas finales en estos días, ya que los indecisos, los votos ocultos y la abstención están entre los principales sospechosos de por qué 'fallan' las encuestas bien hechas. 

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar:
Macronistas y segundavueltistas
Mexiquenses polarizados
Conociendo a los candidatos