Opinión

Incertidumbre por Fed
y elecciones en EU

 
1
 

 

FED. (Bloomberg)

Los bancos centrales de Estados Unidos y Japón dominarán la atención de los mercados financieros internacionales hoy y mañana, respectivamente.

Para la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, los mercados dan por hecho que hoy mantendrá inalterada su tasa de interés de referencia en el rango de 0.25 a 0.5 por ciento.

De hecho, se cree que no la elevará en los próximos siete meses.

Más bien, los mercados estarán atentos al tono del comunicado de la Fed, que preside Janet Yellen, y a la información que sugiera cuándo subirá la tasa de interés.

Podría actualizar el balance de riesgos para el crecimiento económico y la inflación en Estados Unidos, ante la recuperación de los precios del petróleo y la estabilización de los mercados financieros internacionales.

La fecha esperada para el próximo incremento de la tasa de referencia por parte de la Fed es diciembre de 2016, según los futuros de Fondos Federales.

En el caso del Banco de Japón, los mercados piensan que mañana podría anunciar nuevas medidas de estímulo monetario en apoyo de la economía nipona, incluso bajar la tasa de interés del actual –0.1 a –0.4 por ciento.

No se descarta que intervenga en el mercado cambiario para detener la apreciación excesiva del yen, que podría afectar la tendencia de la inflación, que se mantiene muy por debajo de la meta de 2.0 por ciento.

El riesgo es que la inflación en Japón se sitúe en niveles negativos en los próximos meses, al igual que las tasas de interés.

En la economía japonesa la expansión monetaria es esencial para apuntalar el crecimiento y las expectativas de inflación.

Fuera de Japón, en los mercados se mantiene la incertidumbre sobre el ritmo de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos.

Es un factor de riesgo, pero México puede salir menos afectado que otros países y eso los inversionistas lo tienen muy claro, aseguró a este reportero José-Oriol Bosch, director de la Bolsa Mexicana de Valores.

Dice que la esperada normalización de la política monetaria en Estados Unidos es por la recuperación de su economía.

Si México destina 80 por ciento de sus exportaciones a Estados Unidos, “esa recuperación también es una buena noticia para nosotros”, agrega.

El riesgo es que el panorama político hacia las próximas elecciones presidenciales puede representar un nuevo factor de incertidumbre.

Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex, espera el siguiente incremento de tasas de la Fed para septiembre.

Sin embargo, dice, las elecciones presidenciales de noviembre en la Unión Americana podrían hacer más oportuno adelantarlo, lo que implicaría continuar el ciclo de normalización a un mayor ritmo.

Aunque la Fed no se ha metido en las campañas políticas, Donald Trump, el controvertido precandidato republicano, dijo hace unos días que si fuera electo presidente de Estados Unidos reemplazaría a Yellen, cuyo mandato finaliza en 2018.

Por lo pronto, un escenario de presiones sobre la Fed no está presente en los mercados, pero sí la incertidumbre.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
El bloque que puede desbancar a los BRIC
Pesimismo de consumidores y empresarios
El 'escenario realista' para 2016-17