Opinión

Incertidumbre

 
1
 

 

Incertidumbre.

Entramos a un territorio en el que no sabemos qué es lo que puede ocurrir, tras el inesperado triunfo de Donald Trump en la elección de Estados Unidos.

De entrada, el dólar llegó ayer a una cotización superior a 20 pesos y es probable que cuando usted lea este texto se encuentre más arriba.

Pero no se trata solamente del peso, sino de los mercados financieros en general. El día de hoy tendremos una jornada llena de caídas de las bolsas, depreciaciones de las monedas y aumento del valor de oro.

No queda claro el tamaño del impacto en las variables financieras y sobre todo la profundidad y durabilidad que éste pueda tener.

Pero más allá de la incertidumbre financiera inmediata, lo que se presenta además es una etapa de incógnitas en el mediano plazo respecto al curso de la economía y la política en todo el mundo.

El escenario de una recesión en la economía norteamericana no puede excluirse y ello tendrá un impacto mundial, pero mucho más acentuado en México.

La razón es que no hay claridad respecto a lo que emprenderá en cuanto tome posesión el 20 de enero de 2017 y ante ello, lo más probable es que veamos poco a poco una parálisis de inversiones y una retracción del gasto de los consumidores.

Además, el triunfo de Trump implica un cambio social profundo en Estados Unidos, cuyas consecuencias pueden ser más graves aún en el mediano plazo.

En México también nos cambia completamente el panorama político interno, pues los impulsos antisistema van a cobrar más fuerza, notoriamente la candidatura presidencial de López Obrador.

El factor de contrapeso que significaba en Estados Unidos un posible Senado de mayoría demócrata, hasta anoche también se había evaporado.

Aparece la incertidumbre en los millones de mexicanos que viven en Estados Unidos y que ahora van a estar ante el temor de agresiones o incluso deportación.

En este pesimista panorama, hay muchas tareas por hacer, tanto del gobierno como de los empresarios, los partidos y la sociedad civil.

Lo peor que podemos hacer es caer en la depresión. Lo que debemos hacer es ocuparnos.

Hoy se requeriría un liderazgo por parte del gobierno, comenzando por el presidente de la República y siguiendo con las autoridades financieras.

No es la primera vez que México va a enfrentar un escenario de incertidumbre, por eso es que se requieren acciones de fondo.

Una opción sería que se convocara a un nuevo Pacto Nacional, que integrara tanto a los sectores productivos como a la clase política.

Lo que resulta claro es que el panorama político que enfrenta tanto el gobierno como la sociedad mexicana como un todo no es como si hubiera meramente un cambio de gobierno. En algún sentido se trata de un cambio de régimen en Estados Unidos.

Y, debido a la estrecha relación que tiene México con su vecino del norte, sería deseable que el gobierno convocara al país entero a una redefinición de prioridades y de políticas.

La manera de encarar la incertidumbre es con liderazgo y certeza. Como sociedad, ¿tendremos la capacidad de ofrecerlos, más allá de lo que haga el gobierno?

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Cómo le irá al peso tras la elección de hoy?
Mitos y realidades en la víspera de las elecciones
Pemex: Ejecución, ejecución y ejecución