Opinión

Impacto de las mayores tasas de interés

 
1
 

 

Fed

El Banco Central de Estados Unidos elevó en un cuarto de punto porcentual (o sea 25 puntos base) su tasa de interés de referencia en diciembre pasado; posteriormente el Banco de México elevó su tasa en la misma cantidad de puntos base, pero esta cantidad significó un impacto menor en comparación a lo realizado en los mercados internacionales. Posterior a este anuncio el tipo de cambio siguió debilitándose y en el pasado mes el Banco Central, junto con la Secretaría de Hacienda, anunciaron un programa con diversas medidas como reducir el gasto público, eliminar las subastas de dólares preanunciadas e incrementar la tasa de interés de referencia en 50 puntos base.

Aunque algunos pensaban que el aumento en la tasa de interés sería poco, con un limitado impacto en la economía, ya que su efecto en el incremento en los costos de los créditos sería muy pequeño y el beneficio para los ahorradores es casi irrelevante, los participantes en los mercados financieros han tomado de manera positiva estas modificaciones, ya que el tipo de cambio se ha estabilizado y el peso se ha fortalecido.

Son varios los impactos y las señales que el programa anunciado por las autoridades ha mandado a los inversionistas, que incluso les ha hecho reconsiderar sus decisiones:

1) Es muy relevante el anuncio de que el gobierno reducirá su gasto público, ya que es el principal deudor de la economía mexicana. Por ejemplo, el año pasado tuvo un déficit de 748.1 miles de millones de pesos, lo que significa que se endeudó por este monto en los mercados financieros nacionales e internacionales, propiciando que los particulares fueran desplazados de los mismos.

Esta cantidad se puede comparar con los 132.3 miles de millones del recorte al gasto que se anunció de manera reciente. Hay que recordar que las graves crisis financieras que tuvo nuestro país en el pasado, y otras naciones en el presente como sucede con Brasil, se deben a los elevados desequilibrios fiscales que no pudieron ser controlados.

2) El gobierno dice que está dispuesto a tomar decisiones difíciles e incluso poco populares para poder mantener el equilibrio macroeconómico del país. Ahora se está pendiente de confirmar si tiene la capacidad de llevarlas al cabo.

3) Aunque parece muy pequeño el incremento de las tasas de interés, hay un costo para los ahorradores que no es obvio para todos. Hay que recordar que mayores tasas de interés son equivalentes a una reducción en el precio de los bonos, sobre todo en los de mediano y largo plazos, lo que será visible como minusvalías en la valuación de los fondos de retiro y de inversión en las siguientes semanas.

4) Muchas empresas y proyectos han sido rentables porque obtuvieron créditos en dólares con bajas tasas de interés, pero hoy que el peso ha tenido una devaluación y el costo del crédito entra en un ciclo ascendente dejarán de ser viables. En los siguientes meses diversas empresas dejarán de cumplir sus obligaciones, lo que originará entre los inversionistas y presiones políticas adicionales.

El cambio en el ciclo de las tasas de interés tiene un impacto importante en las distintas economías en el mediano y largo plazos, que no es obvio para todos. Es conveniente que el incremento sea paulatino y que los gobiernos estén preparados con mecanismos de liquidez para enfrentar esta situación, sin que sea un costo adicional para los ciudadanos que pagan impuestos.

Correo: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:
La inmigración y el referéndum en Suiza
Medidas de ajuste y reunión de Álamos Alliance
¿Qué pasará ahora con la economía mexicana?