Opinión

Ideas para sacar a Francia de la crisis

Pareciera increíble pero es cierto. Francia lucha para salir de lo que muchos críticos califican como un estado de asfixia. Para ello, han organizado un foro en Expansión en el que participan empresarios, filósofos, administradores y políticos. Todos están hartos de la falta de crecimiento; todos quieren aportar sus ideas y proyectos. Veamos algunos ejemplos de las 23 personalidades que han participado en el ejercicio.

Francois Fillon, exprimer ministro: “Lo importante, urgente, es abrir una era de libertad a las empresas; dejar las 35 horas laborales y llegar a 39 de trabajo efectivo y la supresión de 15 mil millones de euros que adicionalmente pagan los empresarios”.

Alexandre Dejuniac, presidente de Air France-KLM: Hoy en día el trabajo está penalizado por el fisco y socialmente devaluado. No encontraremos el camino al crecimiento si no rehabilitamos colectivamente el valor de los trabajadores. Hay que bajar los impuestos sobre la renta. Él ya ha instrumentado un plan que permite ganar un 20 por ciento adicional sobre resultados en la productividad.

Agnes Verdier-Molinié, directora del think tank IFRAP: “Cuando un funcionario público se retira, sólo debemos remplazar uno sobre dos puestos. Debemos congelar lo más que se pueda el grosor del Estado. Esta medida permitiría ahorrar de aquí al 2022 18 mil millones de euros”.

Edouard Tetreau, profesor de economía y gerente asociado de Mediafin: Hacer ahorros sin estrategia nos llevará en el corto plazo a suprimir nuestra fuerza nuclear y también nuestros hospitales. Ni un centavo público en la formación de quienes ya tienen trabajo.

Max Gallo, historiador y académico, exsecretario de Estado con Francois Mitterand: “La élite francesa considera el trabajo manual como humillante y subalterno. Debemos favorecer la pasarela entre los ejecutivos de cuello blanco y los trabajadores de overol azul”.

Jacques Sapir, director de estudios de la escuela de ciencias sociales: Tendríamos como España e Italia que devaluar 30 por ciento con relación a Alemania pero ésto es imposible con la camisa de fuerza del euro. Por lo tanto, propongo salir de la zona del euro y con ello ganaremos con nuestras exportaciones. Saldríamos de la crisis en siete meses.

Xavier Ragot, presidente del Observatorio de Coyunturas Económicas: “Debemos relanzar la inversión pública al hacer del Estado un estratega que invierta de 1.0 a 2.0 por ciento del PIB cada año durante un lustro. Al mismo tiempo hay que reducir la deuda pública que tanto nos dificulta todas las opciones”.

Pierre-Alain Muet, economista y diputado del Rhone: Debemos hacer un esfuerzo para acelerar las reformas estructurales y hacer que se multipliquen los empleos, sobre todo los 150 mil que necesitan los jóvenes. Dejemos la idea del libre juego de la oferta y la demanda.

Cécile Renouard, investigadora en el Essec: “Tenemos desigualdades escandalosas. Entre lo que gana el patrón de una empresa y sus trabajadores no debe haber más de 12 salarios mínimos de diferencia. Para ello, no hay que dudar y aplicar hasta 80 por ciento de impuestos para los hiperricos. Ahora sí que los patrones hablen de sus responsabilidades sociales”.

El economista Gilbert Cette pone a la disposición del gran público un instrumento de simulación del efecto que tienen las políticas macroeconómicas y como él, los institutos y las escuelas, hacen propuestas para retomar el camino del crecimiento.

¿Lo lograrán? ¿Cuándo?

Twitter: @RaulCremoux