Opinión

Tres ideas centrales de Lagarde en México

Estas son las tres ideas centrales que deja la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, tras su visita a México. La primera es que la informalidad es el gran tema a resolver en el país. La segunda es que la paciencia tiene que aparecer en la sociedad a fin de apreciar los cambios que traerán las reformas estructurales. La tercera es que la inclusión financiera debe ser prioridad para que el país se desarrolle.

A la cena del miércoles en el Museo Numismático llegó Lagarde alrededor de 30 minutos después de su anfitrión, el secretario Luis Videgaray. Más tarde arribaría Agustín Carstens, cuando banqueros como Luis Robles Miaja, Luis Peña Kegel, Javier Arrigunaga o Luis Niño de Rivera ya se encontraban en sus mesas. Videgaray abriría la noche con una idea poderosa: la inclusión financiera es un tema de dignidad humana.

Lagarde diseccionó en cuatro pilares los atributos del cambio mexicano: las reformas laboral, de competencia económica, financiera y energética. Pero fue enfática en las tres ideas que para mí resumen su visita.

Lagarde se ve muy cómoda con Videgaray. Su énfasis en que las reformas requieren tiempo y paciencia para que veamos sus resultados fueron un bálsamo para el secretario, que no dudó en afirmar que la visita del Fondo Monetario a nuestro país se da en un contexto sumamente distinto al de otros años, cuando les recibíamos porque teníamos alguna grave crisis que resolver y nos tenían que prescribir duras medidas para regresar con cierta credibilidad al circuito financiero global. Christine devolvió el elogio, haciendo ver —con justicia— que la ambiciosa agenda de reformas se materializó en este país mientras no estábamos en crisis, algo inusual porque los países con problemas son los que suelen tener urgencia por reformar sus instituciones.

Pero de las tres ideas centrales de Lagarde en su visita a México (combatir la informalidad; ejercer la paciencia; trabajar en la inclusión financiera), la primera es la que verdaderamente se puede convertir en agenda de discusión nacional durante los siguientes dos años. El combate a la informalidad es un tema no resuelto de la mayor relevancia para que México pueda dar el salto al desarrollo. No hay país desarrollado con tanto negocio y empleo informal.

¿Cómo corregir la gigantesca informalidad? El Régimen de Incorporación Fiscal es un primer paso. El Servicio de Administración Tributaria está dando los primeros avances para integrar una base de datos histórica, que antes no existía. Miles de negocios informales que solían danzar entre la informalidad y la formalidad ahora están en posibilidad de entrar definitivamente en el segundo grupo. Qué bueno.

Twitter: @SOYCarlosMota