Opinión

Huamantla, pasión y devoción


1


Huamantla

Tlaxcala es el estado más pequeño de la República Mexicana y el que tiene el mayor número de ganaderías de toros bravos registradas en la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, con 37 hierros. Este dato habla de la relación del bravo estado con el toro, cuna además de grandes toreros y rica cultura.

Huamantla es una ciudad ubicada a tan sólo 42 kilómetros de la capital del estado y está catalogada como “Pueblo Mágico”. Su historia está vinculada al valor y a su indomable espíritu guerrero desde tiempos de la Conquista. Este carácter hoy se ha transformado en calidez, amor por sus tradiciones y orgullo de su esencia mestiza.

El mes de agosto Huamantla vive con pasión y devoción sus tradiciones, mostrando al mundo su intimidad con orgullo. El día 14 es simplemente mágico, “La Noche que Nadie Duerme” simboliza en tres actos principales la idiosincrasia del mexicano. Desde muy temprano se comienza a adornar la ciudad con los trazos artesanales de las maravillosas alfombras multicolores de aserrín, que engalanan por varios kilómetros la localidad, para que a las cero horas del día 15 la Procesión de la Virgen de la Caridad dé comienzo desde el atrio de la iglesia dedicada a ella. Religioso o no, devoto o no, presenciar la veneración de esta procesión es algo maravilloso y emocionante. Un pueblo viviendo sus tradiciones es algo muy fuerte.

El tercer acto del día grande huamantleco es la corrida de toros nocturna, que alberga a locales y foráneos en su coqueta plaza de toros La Taurina, esperando la medianoche para poder cambiar la alegría y el arte de un festejo taurino por el misticismo de una procesión auténtica llena de emoción, dolor y agradecimiento.

Mi debut como empresario taurino fue en esta plaza en 1997. En sociedad con taurinos de categoría, descubrimos el sentir y vocación de un pueblo entregado a su feria y sus costumbres. Un par de ferias exitosas provocaron que la voracidad de la entonces estructura taurina nos despojara de la feria. Se han pagado en años para el olvido las consecuencias de no dar continuidad a quien bien trabaja. Dentro de los socios se encontraba un huamantleco ilustre, Juan Antonio Hernández, amante de su ciudad y gran promotor de la tauromaquia en TV Azteca.

El cuento viene al caso porque en 2005, durante otra incursión empresarial taurina al frente de Empretauro, proyecto de gran potencial en el momento erróneo, fue a Juan Antonio a quien se le ocurrió sugerirme la creación de “La Corrida de las Luces”. La idea fue llevar la devoción y misticismo de la procesión religiosa a la experiencia de vivir un festejo taurino. Fue todo un éxito y el parteaguas para que en la actualidad sea una cita obligada para aficionados, turistas y locales. Antes del tradicional paseíllo de toreros se lleva a cabo una procesión en el ruedo con los toreros izando la imagen de la Virgen de la Caridad; a los asistentes se les provee de veladoras y se apaga la luz artificial, creando un ambiente único, lleno de misticismo y emoción, con el Salve interpretado con arte y buen tono; esto hace que se ponga la piel de gallina con tan sólo pensarlo.

En 2015 la cita cae en viernes, ideal para viajar a Huamantla y pasar un fin de semana cultural, hospedarse en una de sus haciendas convertidas en hotel, como la de Soltepec, y disfrutar del arte en las calles, el arte en el ruedo y la emoción de sentir a flor de piel nuestras tradiciones, mismas que debemos defender como mexicanos a capa y espada, son nuestra esencia, nuestra cultura. 

Si quiere además deleitarse con la gastronomía lugareña, le apuesto que podrá comer los mejores chiles en nogada de su vida. 

Como cereza del pastel se ha programado un cartel de categoría encabezado por El Zotoluco, El Zapata y El Payo ante seis toros tlaxcaltecas de la prestigiada ganadería de Rancho Seco. La corrida es a las 20:00 horas. Una experiencia única que no debe usted dejar pasar y vivir con su familia.

Twitter: @rafaelcue

También te puede interesar:
​Aires del sur
El verano y los toros
Aros de plata en el ruedo

1


Huamantla