Opinión

Hidalgo, Oaxaca, Zacatecas

1
   

   

Nuvia Mayorga, Carolina Viggiano. (ilustración)

En las elecciones para gobernador del próximo año el PRI tiene un reto en Hidalgo, donde la oposición volverá a ir en alianza y esta vez puede acertar, aunque ya no disponga de una figura tan relevante como Xóchitl Gálvez.

Hay que anotar en el primer lugar de los aspirantes priistas a una mujer: Nuvia Mayorga, exdiputada, expresidenta de la Comisión de Hacienda de la Cámara, exsecretaria de Finanzas del gobierno de Miguel Osorio Chong y actual directora de la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas.
Por su trayectoria es la más fuerte aspirante al gobierno del estado, independientemente de su cercanía con el titular de Gobernación.

Otra mujer aspirante es Carolina Viggiano, esposa del actual gobernador de Coahuila, Rubén Moreira. De resultar candidata y electa, se daría el insólito caso de que es esposa del gobernador de otro estado, que sucedió en el puesto a su hermano, “el compañero Humberto”.

Viggiano cuenta con el respaldo del actual gobernador, José Francisco Olvera Ruiz, y deberá contender en las encuestas, además de con Nuvia Mayorga, con los senadores David Penchyna y Omar Fayad.

Penchyna tiene a su favor el excelente desempeño como parlamentario durante el proceso de la reforma energética, y una larga carrera en que nunca ha regateado dar la cara por su partido.

Más al sur, en Oaxaca, la mesa podría estar puesta para que gane el PRI, por la falta de candidatos fuertes de la coalición PAN-PRD y por la división en la izquierda.

Las alternativas locales del priismo son el diputado Samuel Gurrión y Héctor Pablo Ramírez Puga. El candidato del gobernador Gabino Cué (en el PRI, pues los gobernadores aliancistas suelen tener candidatos en todos los partidos) es el actual alcalde de la capital Javier Villicaña, una figura respetada.

Gurrión podría ser la sorpresa en las encuestas, debido a que este empresario, que en su momento ganó el distrito de Juchitán, ha dedicado todo su tiempo a recorrer el estado con ayuda médica y labor social que paga de su bolsa.

Hay una “alternativa nacional”, por así llamarle, que es Alejandro Murat, actual director del Infonavit, hijo del exgobernador José Murat, cercano a todo el grupo del Estado de México, que tiene el poder en el PRI.
En contra Murat tiene el tema de sus costosas propiedades en Nueva York, a nombre de esposa y familiares suyos.

Finalmente tenemos Zacatecas, donde el PRI podría no presentar candidato propio y apoyar al senador del Partido Verde, Carlos Puente Salas, para enfrentar a una posible coalición PRD-Morena –a la que podría sumarse el PAN– con David Monreal Ávila como abanderado.

La elección en Zacatecas será una de las más disputadas el próximo año, y en caso de que el PRI persuada al Verde de no llevar a Puente, el candidato sería el alcalde de la capital estatal, Carlos Peña Badillo, de 33 años, que cuenta con el respaldo del gobernador Miguel Alonso Reyes.

En unos meses lo sabremos.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Dados priistas en Durango, Sinaloa y Aguascalientes
PRI: candidatos en Quintana Roo y Puebla
¿Y 'El Chapo'?