Opinión

¿Hay culpables de la crisis?

 
1
 

 

china

¿Qué pasa en los mercados del mundo, que la cotización del petróleo y de muchas materias primas se ha desplomado, al igual que la paridad con el dólar de gran parte de las divisas? ¿Hay un culpable o una causa originaria de esto?

Por otro lado, ¿cómo explicar que exista una enorme cantidad de dinero ocioso, el cual está a la caza de la menor oportunidad de especulación financiera?

¿Cómo es que los estados de las naciones más poderosas del mundo están paralizados, muchos de ellos sobre endeudados, y parecen incapaces de romper la cadena de bajas inversiones, bajo crecimiento, alto desempleo y menores ingresos para la mayoría de la gente?

¿Hay un ámbito o causa con responsabilidad principal de esta crisis global?

Tras el colapso financiero de 2008 se argumentó que el neoliberalismo había ido demasiado lejos en dejar que los banqueros crearan derivados chatarra y otros instrumentos con los que ganaron fortunas.

En consecuencia, se implantaron, sobre todo en Europa, controles a los bancos que como nunca antes, han puesto su contabilidad bajo lupa; ahora hay quienes culpan de la actual volatilidad a la excesiva intervención de los gobiernos en los mercados financieros.

Así como hay diversos criterios al tratar de identificar la fuente originaria de la crisis (¿banca o gobiernos?), no hay un acuerdo generalmente aceptado sobre las causas.

Como en las novelas policíacas, me parece que hay que seguir la pista del dinero y empezar a explicar la existencia, desde hace décadas, de enormes masas de efectivo que se dedican a medrar especulativamente en las esferas financieras.

En 2008 fue la burbuja especulativa de bienes raíces la que reventó, como antes había ocurrido con la que se creó alrededor de las firmas del .com y en este enero de 2016, lo que tenemos es el reventón de la bolsa china cuyo principal índice, el Composite 300 de Shanghái, subió nada menos que 145 por ciento en un año, entre junio de 2014 y el mismo mes de 2015.

Los movimientos en actividades especulativas de masas inmensas de dinero ocioso desde el punto de vista productivo, tienen que ser explicados por las causas por las que faltan oportunidades rentables de inversión.

Economistas marxistas y keynesianos subrayan que esa falta de oportunidades de negocios en la economía real se debe a que la demanda de bienes en los mercados es inferior a la capacidad ya instalada de producción; los primeros enfatizan la insuficiente capacidad de consumo de las clases asalariadas y los segundos propugnan por políticas de alta inversión pública en infraestructura.

Más a fondo, otros economistas, también marxistas, tratan de demostrar con datos duros que el problema es la disminución de la tasa de ganancias que puede obtenerse de las inversiones en la economía real, lo que atribuyen al predominio creciente del capital fijo sobre el trabajo vivo.

Sean bancos o gobiernos, baja demanda o disminución de la masa de ganancias, el capitalismo está en una crisis que va eslabonando bajas inversiones, bajo crecimiento, sobre endeudamiento de gobiernos, alto desempleo y pérdida de poder adquisitivo de los salarios que parece que supera la capacidad de los estados nacionales para resolverla.

http://estadoysociedad.com

También te puede interesar:

Poder ciudadano detrás de la COP21

Pemex, ¿una empresa cualquiera?

Distribuir la riqueza para crecer