Opinión

¿Hasta dónde caerá el petróleo?

El viernes pasado, debido al feriado de Acción de Gracias en Estados Unidos, Pemex no publicó la cotización de la mezcla mexicana.

Cuando hoy se presente el dato, se ubicará probablemente en menos de 65 dólares por barril.

Este nivel de precios del crudo no lo habíamos visto desde septiembre de 2010 y ya representa una caída del orden de 36 por ciento respecto a los niveles máximos de este año, que se alcanzaron en junio, cuando se rebasó por algunos días el nivel de 100 dólares.

La pregunta que aparece por todas partes ahora es: ¿cuándo se llegará al piso en este desplome?

La mayor parte de los expertos consideraba que por factores estructurales como el crecimiento de la oferta derivada de la mayor producción de hidrocarburos en Estados Unidos, así como el menor ritmo de la demanda mundial, se podría explicar un precio del crudo WTI ubicado entre 70 y 80 dólares.

Hace un lustro, en noviembre de 2009, la producción de crudo en Estados Unidos era de cinco millones 561 mil barriles diarios. Ahora es de nueve millones 77 mil barriles por día. Esto significa un crecimiento de 63 por ciento, equivalente a tres millones 516 mil barriles de petróleo adicionales por día.

Este es, sin duda, el cambio estructural más importante en el mercado petrolero mundial y la explicación de fondo de la caída de los precios.

Sume a este hecho que Europa, Japón y China, los otros grandes consumidores de hidrocarburos o se encuentran en recesión o con un ritmo económico debilitado, y ya se tiene el otro lado de la ecuación del mercado.

Sin embargo, la fuerte caída de los precios también parece tener un componente geopolítico que no se puede perder de vista.

El costo de producción del petróleo crudo en Arabia Saudita es de 11 dólares por barril si se considera sólo la extracción, o de 16 dólares si se agrega también el costo de exploración. De manera que aun con precios más bajos están en capacidad de generar una muy elevada renta petrolera.

En Estados Unidos, el costo promedio es de poco más de 31 dólares en tierra y de cerca de 52 dólares en el mar. En el caso de aguas profundas puede llegar a más de 60 dólares en el Golfo de México y en el caso del petróleo de lutitas podría ubicarse en más de 50 dólares por barril.

Si el mercado con precios bajos dura lo suficiente, entonces muchas empresas pequeñas y medianas en Estados Unidos, que han tenido un boom con el crecimiento de la producción de crudo y gas, quedarían fuera del mercado.

Esto bien podría detener el crecimiento de la producción norteamericana y dar nuevamente relevancia al petróleo de Medio Oriente.

En las actuales circunstancias es muy difícil predecir cuándo y en qué nivel dejará de caer. Pero ya podríamos estar muy cerca del piso, pues con los actuales niveles, seguramente los sauditas ya podrían recuperar parte del mercado que perdieron.

Seguiremos próximamente con el tema.

Coordenadas

Precisamente de la situación y perspectivas del mercado petrolero hablaremos hoy a las 10 PM en El Financiero Bloomberg TV, con Luis Miguel Labardini y Arturo Carranza.

Twitter: @E_Q_