Opinión

Hacienda bajará el PIB a entre 2.2 y 2.5%

El día de hoy a las 10 de la mañana, la Secretaría de Hacienda dará a conocer una reducción de su estimación de crecimiento de la economía para este año.

La autoridad ha sido consistente con su metodología de esperar los datos del PIB de cada trimestre, que el Inegi da a conocer. Hoy corresponden al periodo julio-septiembre.

Quizás cuando usted lea este texto, la información ya habrá sido revelada. 

La estimación que el Banxico dio a conocer apenas hace un par de días para el tercer trimestre correspondía a una tasa anual de 2.2 por ciento. El consenso de los analistas marcaba un 2.4 por ciento para ese lapso. Salvo alguna sorpresa, esos serán los niveles que revele el Inegi.

Sobre esa base es que Hacienda revisará a la baja.

Ayer, Banamex dio a conocer su sondeo quincenal, en el que se ratificó la expectativa de un crecimiento anual para 2014 de 2.3 por ciento.

Como ayer le comentaba en este espacio, si el Inegi informa hoy de una cifra de crecimiento de 2.2 a 2.4 por ciento, entonces, con un crecimiento de 3.3 a 3.5 por ciento en el último trimestre se llegará al 2.3 por ciento para el año completo.

Sólo por no dejar de mencionar, para llegar al 2.7 por ciento que Hacienda preveía oficialmente, sería necesaria una tasa anual de 4.9 a 5.1 por ciento en el último trimestre, lo que de plano se ve inalcanzable.

Los datos económicos poco a poco perfilan el resultado que le comentamos más arriba.

Por ejemplo, ayer el Inegi dio a conocer las ventas minoristas a septiembre, las cuales, pese a un tropezón respecto a agosto, crecieron 4.5 por ciento a tasa anual. Y la cifra del tercer trimestre corresponde a un crecimiento de 3.4 por ciento promedio, que representan el mejor resultado desde el segundo trimestre de 2012.

Un elemento adicional a considerar es el tipo de ventas que más crecen. El caso más destacable es el de los automóviles, pero también el de los muebles.

Y en el caso de los no duraderos, van para arriba los abarrotes.

Los malos resultados están en autoservicios y departamentales, que han afectado de manera negativa los datos que mes con mes ofrece la ANTAD.

Estamos en un momento en el que la economía puede verse como el típico vaso medio lleno o medio vacío.

Hay un avance favorable de múltiples variables, pero éste a veces es titubeante y tiene tropiezos. Los comparativos a veces son buenos contra el mes inmediato pero malos contra el año previo o viceversa.

Si se ve el cuadro completo de la economía, creo que lo que domina es una tendencia a la recuperación, que es moderada pero firme.

Y la buena noticia es que ya no sólo son las exportaciones las que están teniendo un efecto de arrastre, sino que diversos segmentos del mercado interno, como la construcción residencial o la venta de duraderos, se mueven cada vez con más claridad al alza.

Por esa razón es que creo que el vaso puede caracterizarse como medio lleno pese a los recortes en las expectativas de crecimiento de Banxico y Hacienda, que se habrán producido en esta semana.

Twitter:@E_Q_