Opinión

Hacia una nueva economía: Un enfoque disruptivo en los negocios

 
1
 

 

Oficina de Scotiabank Banco, que lideró el ranking 2015 de equidad de género. (Braulio Tenorio)

Por Nelly Molina Peralta.

Presidente Nacional del IMEF.

presidentenacionalimef@imef.org.mx

Luke Williams, autor del libro: Ideas disruptivas. Cómo pensar lo impensable y sorprender al mercado con productos poco convencionales, sostiene que en el mundo de los negocios, la idea de "diferenciarse o morir" ha perdido relevancia, ya que frecuentemente resulta difícil distinguir entre las novedades verdaderas y las solo aparentes.

Lograr diferenciarse por la innovación gradual y no por la innovación disruptiva es trascendente. Las empresas no pueden permitirse que la competencia las arrincone: deben estar siempre listas para proponer apuestas atrevidas. En vez de "diferenciarse o morir", lo que deben hacer es "diferenciarse cuanto quieran, siempre y cuando encuentren la manera de ser únicas en lo que hacen".

Ante esta nueva realidad de los negocios, el IMEF presenta en su Convención Nacional, el efecto disruptivo de las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC´s), mismas que han abierto inéditas vías en el desarrollo de productos, nuevas modalidades en la prestación de servicios, formatos versátiles y flexibles en la interacción de los distintos agentes del mercado, además de una capacidad prácticamente ilimitada para acceder a toda la población del mundo.

Bajo este contexto, la propuesta de la Convención Nacional IMEF 2015 es identificar las claves de los nuevos modelos de negocios, las palancas que los impulsan y los desafíos que encaran para generar propuestas de valor en un mercado cada vez más fragmentado y volátil.

Para ello se articulan dos grandes esferas: la visión, experiencias y tendencias que están rediseñando al mundo y las presiones que gravitan sobre los tres poderes de Gobierno para fortalecer el Estado de Derecho en respuesta a la nueva realidad. Se brindará una perspectiva de esta vertiginosa ola de cambio, que según los expertos, tiene un impacto tres mil veces más fuerte que el provocado por la Revolución Industrial.

Si bien todos sabemos que la disrupción está teniendo lugar, muchos no alcanzamos a comprender su real magnitud y los efectos de segundo y tercer orden que provoca. La intención es vislumbrar respuestas y motivar nuevas preguntas en torno a las preocupaciones de los directivos financieros, por ejemplo: ¿cómo se incorporan las nuevas tecnologías en la estrategia de desarrollo a nivel global?, ¿qué cambios se están gestando en las organizaciones que definirán a las empresas líderes del mañana?, ¿qué debemos hacer para que nuestra compañía tenga capacidad de articulación con la nueva economía?, ¿bajo qué modelos de cooperación evoluciona el mundo?, entro otros temas.

En el IMEF sabemos que la disrupción es posible en todos los negocios y es la apuesta de la nueva economía. La trascendencia de su estudio, aplicación, continuidad y seguimiento puede observarse en empresas transnacionales como Apple, Google y Cirque du Soleil, ejemplos de modelos disruptivos, cuyas estrategias les han permitido crecer y alcanzar altas cuotas de mercado.

Se propone hacer lo propio en las organizaciones mexicanas y para ello es necesario aprender a pensar y actuar de manera disruptiva, es decir, pensar lo que aún nadie piensa y hacer lo que aún nadie hace y en la Convención Nacional del IMEF se dará respuesta al por qué, para qué y cómo ser disruptivo.

La cita es del 15 al 18 de noviembre en el Hotel J.W. Marriott de Cancún. Los detalles del programa en: www.imef.org.mx

También te puede interesar:

La geometría de la Inflación

'Dieselgate'

Las previsiones económicas en un entorno externo desfavorable