Opinión

¿Habrá en México "plan B fiscal"?

 
1
 

 

Trump

Lograda la reforma fiscal de Trump en el Senado Estadounidense, calificada como un rotundo triunfo de su gestión, la pregunta invitaría a reflexionar si en México habrá "Plan B" en la materia fiscal.

La reforma de Trump aún tiene un trecho por recorrer. Los cambios realizados por los Senadores en los primeros minutos del pasado sábado, algunos plasmados con letra manuscrita al margen del texto impreso, regresarán a la Cámara de Representantes para que la versión entre ambos cuerpos legislativos se concilien. Lo que unos y otros aprobaron puede ser muy similar, pero no es igual.

Pero de que habrá reforma en los términos muy cercanos a lo que Trump planteó, es un hecho que obliga a muchas naciones del mundo, entre ellas a México, vislumbrar el efectuar cambios a sus respectivas políticas recaudatorias a fin de convertir las leyes en la materia, en políticas competitivas.

Tiempo habrá, pero desde ahora se tendrá que "arrastrar el lápiz". ¿En  qué nos puede afectar la Reforma Fiscal Estadounidense? ¿En qué afectará a la economía vecina?

¿Existen posibilidades de que nuestra Ley de Ingresos , que ya estima un monto específico de recursos durante el 2018, sea reformada como respuesta a la reforma fiscal de Estados Unidos? La respuesta es sí.

Pero una cosa es que se pueda y otra distinta que sea conveniente hacerlo. El poder ejecutivo tiene posibilidades de realizar cambios pero tendrá que medir con la mayor precisión posible el efecto que estos ajustes fiscales en Estados Unidos pudieran llegar a tener en la política de ingresos mexicana.

Lo más sensato, señalan los fiscalistas más mesurados con quienes Universo Pyme  comentó este fin de semana el tema , es que la SHCP afine el lápiz y trate de conocer el alcance real de las reformas fiscales estadounidense durante 2018. No todo es tan fácil como para pensar que el impuesto equivalente a nuestro ISR va a bajar allá de 35 a 20 por ciento. Porque es posible que ese cambio no sea de 15 pp.

Porque, entre otras cosas, aún ahora, los distintos impuestos estatales o locales se acreditan contra el impuesto federal, cosa que cambiará  el año entrante de tal forma que el impuesto local no habrá de impactar como "a cuenta" del impuesto Federal. Iniciada la nueva dinámica fiscal allá, un impuesto, el Federal, será uno y los estatales otros. Y los dos tendrán que pagarse completos.

No es claro en qué dimensiones reales esta reforma fiscal estadounidense impacte en el mundo y específicamente en nuestro país. Aún realizadas las estimaciones específicas habrá que esperar tiempo antes de pensar en la conveniencia de hacer cambios a nuestras políticas fiscales. No será en el primer tramo del 2018 o al menos antes de que sean las elecciones del año entrante. Será más factible pensar en hacer cambios hasta después de las elecciones, votan los más consultados, entre ellos los especialistas de IDC, de Centro Administrativo de Desarrollo Empresarial, de Bursamétrica Consultores y de Gin Group.

De tin marín..
El grupo líder en materia de administración del capital humano, Gingroup, que encabeza Raúl Beyruti, que ha participado en la elaboración de la Norma Mexicana sobre Calidad en los servicios de Subcontratación (outsourcing de nómina) anunció este fin de semana que adoptará voluntariamente los principales lineamientos establecidos en el proyecto de la norma incluso antes de su publicación convencido de que brindan un marco de referencia adecuado para seguir contribuyendo a la creación de empleos formales y de calidad.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
La industria prendaria 242 años después
Abogados que cambiarán a México
Pymes familiares, pacientes sin diagnóstico