Opinión

'Guerra de precios' en hipotecas


 
 
3 de los 6 principales bancos que operan en el país iniciaron una 'guerra de precios' para competir por el mercado hipotecario a través de menores tasas de interés.
 
En el frente de batalla están HSBC, Scotiabank y Banamex, que lanzaron nuevas ofertas de crédito hipotecario, que favorecen la competencia y benefician al consumidor.
 
Primero, HSBC bajó temporalmente su tasa de crédito hipotecario a 8.70%; luego, Scotiabank redujo la suya a 8.75% y, recientemente, Banamex anunció una nueva hipoteca con una tasa de 8.65%, que –asegura- es la más baja del mercado.
Banamex, Scotiabank y HSBC ocupan el cuarto, quinto y sexto lugares, respectivamente, del mercado crediticio para vivienda en México, después de BBVA Bancomer con Hipotecaria Nacional, Santander con GE Capital y Banorte con Ixe.
 
Los 3 juntos –Banamex, Scotiabank y HSBC- generan casi una tercera parte de los créditos en el mercado hipotecario.
 
Combate vía tasas
En la 'guerra de precios', HSBC tomó la delantera, pues del 9 de abril al 7 de junio ofreció una tasa de interés fija hasta por 20 años de 8.70% para comprar vivienda o mejorar las condiciones del crédito hipotecario que se tuviera con otras instituciones.
En su momento, el banco señaló que, con su oferta, las personas que buscaran un crédito hipotecario iban a tener acceso  a un menor pago mensual, con el menor monto de intereses y el pago al millar más bajo del mercado.
Después, Scotiabank anunció ajustes a las tasas de interés de sus esquemas de crédito hipotecario para compra, construcción, remodelación o ampliación de vivienda.
 
Como se indicó, la nueva tasa es de 8.75% y está vigente desde el 28 de mayo y hasta el próximo 30 de septiembre. Se ofrece a los clientes del banco que tengan la mejor evaluación crediticia, y aplica para toda la gama de productos hipotecarios.
 
La semana pasada, Banamex lanzó al mercado Hipoteca Banamex 1 con una tasa de interés de 8.65% anual fija.
 
Además de esta medida, el banco bajó la tasa de su producto Hipoteca SIN en 100 puntos base, a 9.95%.
 
Ambos productos están disponibles en plazos de 15 y 20 años para la compra de vivienda nueva o usada y para el refinanciamiento de la hipoteca actual.
 
Independientemente de que estas ofertas son para apoyar a las familias mexicanasla competencia no sólo debe darse a través de una 'guerra de precios', sino también de productos diferenciados, montos de financiamiento y esquemas de pago.
 
Desaceleración crediticia
 
El crédito bancario a la vivienda, que representa casi una quinta parte de la cartera vigente, continúa desacelerándose, pues en abril sólo creció 4% real anual, su menor dinamismo desde noviembre de 2011, según cifras del Banco de México.
Después de la crisis financiera internacional, el financiamiento hipotecario otorgado por la banca múltiple al sector privado retomó su crecimiento, aunque a un ritmo más moderado que en los años previos.
 
De acuerdo con un análisis reciente de BBVA Bancomer, el dinamismo de este crédito registró una gradual desaceleración en los primeros 4 meses del año.
 
Además, su expansión sigue siendo desigual, pues mientras el crédito para vivienda de interés social creció en abril 7.7% real anual, el canalizado al segmento medio y residencial apenas aumentó 3.3%; es decir, ni a la mitad.
La morosidad se ha mantenido en niveles estables, del orden de 3.4 % en promedio en el mercado hipotecario.
 
Empleo formal, clave
 
El crédito a la vivienda recobrará su dinamismo conforme el empleo permanente en el sector formal de la economía mexicana se recupere.
 
Tanto uno como otro se han visto afectados por la desaceleración económica de los últimos meses.
 
La recuperación del empleo formal permanente permitirá que la confianza de los consumidores se incremente, y que también aumente la demanda de financiamiento bancario para comprar o remodelar una casa.
 
Mientras, la introducción de más y mejores productos crediticios para la vivienda por parte de la banca privada contribuirá a reactivar el mercado hipotecario.
 
Twitter: @VictorPiz