Opinión

¿Guardará Banxico su ‘arsenal’?

 
1
 

 

Convención Bancaria. (Edgar López)

Es altamente probable que, mañana, el Banco de México envíe al mercado una nueva 'señal de su inconformidad' con el desempeño de la inflación.

En la primera quincena de marzo la inflación anual alcanzó un nivel de 5.3 por ciento, el más alto desde julio de 2009.

La inflación está claramente fuera del rango de tolerancia del Banco Central y lo estará por un buen tiempo.

De hecho, se prevé que la inflación convergerá a la meta puntual de 3.0 por ciento hasta finales de 2018.

Ante la persistencia de presiones sobre la inflación, la mayoría de los analistas en el mercado anticipa que el Banxico subirá su tasa de interés de referencia en 25 puntos base, a un nivel de 6.5 por ciento.

Esta restricción se sumaría a las que ha venido tomando el Banco Central desde diciembre de 2015, que resultaron en siete aumentos previos de la tasa de referencia por un total de 325 puntos base.

Si mañana el Banxico aumenta su tasa, se mantendrá la posición relativa entre la política monetaria de México y la de Estados Unidos tras el alza de la Fed de 25 puntos base el 15 de marzo.

En la pasada Convención Bancaria, el gobernador Agustín Carstens afirmó que “no podría decirse que el Banco de México haya sobrerreaccionado a lo largo de 2016 y 2017.

“Por el contrario… el Banco ha actuado preventivamente, de manera que el ajuste sea ordenado y las expectativas (de inflación) se mantengan ancladas”.

En la entrevista que le concedió a Enrique Quintana para EL FINANCIERO Bloomberg, Carstens dijo que “el tema más importante (en la decisión del Banxico) será la discusión sobre cuál será la mejor manera de anclar las expectativas de inflación en México”.

El tema de inflación no está resuelto y las expectativas continúan incrementándose, incluso las de mediano plazo.

“Yo creo que es prudente la restricción” monetaria de 25 puntos base, planteó Andrés Jaime, estratega de inversión en tasas y divisas de Barclays.

No obstante, un grupo de analistas en el mercado cree que el Banxico tiene margen para mantener su tasa en el nivel actual de 6.25 por ciento.

“Lo más probable es que mantenga sin cambios su tasa de referencia” ante una reducción de las presiones inflacionarias y una mayor estabilidad del tipo de cambio, expuso Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base.

Si bien el consenso ya tiene descontado un aumento de 25 puntos base, el incremento –de darse– no tendría mucho efecto en el mercado, dijo Jorge Gordillo, director de Análisis de CIBanco.

En su opinión, el nivel de tipo de cambio con una moneda mexicana más sólida y las expectativas de inflación, que advierten menores presiones para el futuro, le dan oportunidad al Banxico de guardar su 'arsenal' de instrumentos de política monetaria para cuando pueda regresar la volatilidad, que podría ser en la segunda mitad del año.

Mañana sabremos si el Banco Central manda una nueva “señal de su inconformidad” con la inflación o hace una pausa monetaria, lo que, sin embargo, no pondrá fin al ciclo de alzas de las tasas de interés en México.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Liberales contra populistas
Presión sobre la calificación
La polémica vacante en el Inegi