Opinión

Grave error de la Fed haber postergado la subida de tasas

 
1
 

 

Las remesas, el lado positivo en el alza del dólar

La semana pasada, el Comité de Operaciones de Mercado Abierto (FOMC) del Banco de la Reserva Federal (Fed) decidió dejar la tasa de interés sin cambio en un rango entre cero y 0.25 por ciento. No cabe duda de que esta ha sido la decisión de política monetaria más esperada y más controvertida de las últimas décadas. Si bien el consenso entre analistas de mercado sí esperaba que el FOMC iniciara un ciclo de normalización de tasas de interés –con amplias divergencias entre los analistas encuestados–, los participantes de los mercados financieros globales no esperaban esto, de acuerdo con los precios de los activos relacionados a la tasa de Fondos Federales (o Fed Funds). En mi opinión, esta decisión fue un grave error. Claramente la historia será la encargada de decirnos si tenían razón o no, pero en mi opinión era clave haber iniciado el proceso de normalización de la política monetaria (i.e. iniciar un ciclo de alza de tasas de interés). En este sentido, voy a dividir la columna en dos partes: (1) ¿Cuáles fueron los argumentos en los que se apoyó el FOMC para no subir la tasa?; y (2) ¿por qué pienso que fue un error?

(1) Argumentos en los que se apoyó el FOMC para no iniciar el proceso de normalización. En su comunicado, el FOMC comentó que “...el gasto de los hogares y la inversión empresarial han ido creciendo moderadamente y el sector de bienes raíces ha continuado mejorando...”. Asimismo, el FOMC dijo que “...el mercado laboral ha continuado reflejando una mejor dinámica, con una sólida creación de empleos y la tasa de desempleo disminuyendo...”. No obstante lo anterior, enfatizaron que “...el Comité (FOMC) anticipa que será apropiado elevar la tasa (de interés) objetivo cuando observe una mejoría adicional en el mercado laboral y que exista un nivel de confianza razonable de que la inflación alcanzará el objetivo de dos por ciento...”. A estos argumentos se sumó la situación de los mercados emergentes, en particular China –en la conferencia de prensa de la presidenta de la Fed, Yellen–, que para la mayoría de los analistas y participantes de los mercados, fue “el gran diferenciador” con respecto a comunicados y conferencias de prensa del pasado.

(2) Error grave haber postergado la subida de tasas. En mi opinión, el FOMC debió haber iniciado el proceso de normalización de tasas de interés el jueves pasado debido a cuatro factores (adicionales a los que mencioné en este espacio el pasado 8 de septiembre (“¿Fed subirá las tasas de interés el próximo 17 de septiembre?”).

(a) El círculo vicioso de la volatilidad que la misma Fed está causando. Los participantes de los mercados financieros globales y las grandes empresas están esperando a que la Fed dé la señal de que la crisis ha terminado. Esa señal comienza con iniciar la normalización de las tasas de interés. Este es el tema que, en mi opinión, tiene a los fondos de inversión con poco posicionamiento (i.e. muchos activos libres de riesgo, como efectivo y pocas posiciones de riesgo, como bolsa o activos en mercados emergentes) y a las empresas como Apple Inc.
–entre muchas otras que cotizan en las principales bolsas de valores del mundo–, con grandes cantidades de efectivo en caja que no están invirtiendo. Estas instituciones están esperando a que este evento de riesgo tan esperado (i.e. la subida de tasas), ocurra. Si el FOMC está esperando que acabe la volatilidad para subir tasas, es probable que esto no suceda. Sobre todo si no se dan cuenta que justo quienes están causando las oleadas de alta volatilidad, son ellos mismos al no subir las tasas de interés.

(b) Ya no se necesitan medidas de emergencia. Tener las tasas de interés tan cerca de cero por ciento, en mi opinión, es como tener a los bomberos vertiendo agua en las cenizas de un fuego que se extinguió hace mucho tiempo. Esto tiene dos consecuencias negativas. Por un lado, se desperdician recursos (i.e. agua) y por otro lado, inundar las cenizas no permite que se lleve a cabo la fase de reconstrucción. Esta última parte va de la mano con mi comentario de la falta de inversión de fondos y empresas.

(c) Normalizar no es restringir. Cuando no existen presiones inflacionarias en el horizonte y se considera que la economía se encuentra en “pleno empleo” (i.e. tasa de desempleo alrededor de 5.0 por ciento, como ya está), se necesita tener una tasa de interés “neutral”, que en EU se considera un nivel entre 2.0 y 3.75 por ciento
–dependiendo que quién lo diga–, pero no cero por ciento, como se encuentra actualmente. En este sentido, una tasa por arriba de la “tasa neutral” se le considera política monetaria restrictiva, por lo que normalizar no es restringir.

(d) Cuestionamientos sobre la autonomía de la Fed. El título de un artículo en el Financial Times del fin se semana pasado decía “¿Qué va a hacer la Fed? Pregúntenle a los chinos”. Creo que no tengo nada más que agregar aquí.

El autor es economista en jefe de Grupo Financiero Banorte.

Twitter: @G_Casillas

También te puede interesar:
¿Qué hará el Banxico si la Fed no sube sus tasas?
¿Fed subirá las tasas de interés el próximo 17 de septiembre?
Construyendo entidades competitivas