Opinión

Grave contaminación aeroportuaria

 
1
 

 

[Los aeropuertos más afectados son los tres de la zona urbana de Nueva York: La Guardia, Newark y John F. Kennedy./Reuters/Archivo] 

Las emisiones de los aeropuertos de EU se incrementan y la gente, ante la amenaza creciente de la contaminación, está demandando a las aerolíneas. No importa lo que la industria de la aviación haga para reducir las emisiones, éstas serán anuladas por el crecimiento de los viajes aéreos.

La contribución de la aviación a la emisión global se calcula entre 2% y 8%. Y se sabe que tales emisiones van a aumentar. El número de aviones en servicio se duplicará para 2031. La ONU estima que sin un cambio alternativo de combustibles, la emisión total de la aviación será entre 290% y 667% superior en 2050, a los niveles de 2006.

El año pasado los investigadores calcularon que la emisión total de la aviación en 2006 fue de 630 millones de toneladas de dióxido de carbón y que para 2050 tales emisiones están proyectadas ser entre 1,000 a 3,100 millones de toneladas en relación creciente al aumento del tráfico aéreo.

Por tales motivos se exige que los aeropuertos ya no sean construidos en las grandes metrópolis donde se aprecian graves contaminaciones en más de 335 días al año, como en la Ciudad de México donde se ha decidido en forma imprudente no seguir las recomendaciones de la International Civil Aviation Organisation (ICAO).

Dichas recomendaciones están basadas en el crecimiento de los viajes aéreos en 4.5% por año. En México se estima que será el doble debido a que no tiene sistema ferrocarrilero para pasajeros y toda la carga se transporta por avión o carretera.

Si la industria de la aviación fuera un país, se clasificaría en el séptimo lugar en el mundo por las emisiones de dióxido de carbono, entre Alemania y Corea del Sur.

Los investigadores de la Universidad de Southampton encontraron que no es mucho lo que la industria de la aviación y los aeropuertos citadinos deben hacer para reducir las emisiones.

La International Civil Aviation Organisation (ICAO) de la ONU lamenta la falta de autoridad legal para forzar a las aerolíneas a reducir las emisiones y, como los autores del estudio puntualizan, únicamente la reducción de emisiones en los aeropuertos será decisión voluntaria y la cooperación de las compañías de aviación.

Y no es solamente que los aviones produzcan altas emisiones. Inclusive el aeropuerto más pequeño de los 500 aeropuertos de la Unión Europea de 28 países consume enorme cantidad de energía, al menos la mitad de la cual se origina en el uso extensivo de ventilación y acondicionamiento del aire.

Este sexenio pasará a la historia como el constructor de un aeropuerto contaminante en una ciudad donde solamente hay seis días al año sin contaminación.

Twitter:@ComMedica08

También te puede interesar:

El asbesto es cancerígeno

Transición energética

Ingenieros para mejorar el clima