Opinión

Graco sube impuestos y aumenta deuda

  
1
  

  

Graco Ramírez.

El gobierno de Graco Ramírez en Morelos ha incrementado los impuestos durante su administración en más de mil millones de pesos, respecto al anterior gobierno panista; sin embargo, ha utilizado esos recursos principalmente en gasto corriente.

Como ejemplo: en 2013, al arranque del gobierno, creció el gasto corriente en casi 154 millones de pesos, con la creación de cinco nuevas secretarías. De esta forma, pasó de mil 622 millones 385 mil pesos a mil 776 millones 222 mil pesos, además de que el gasto anual en comunicación pasó de 35 a 180 millones de pesos.

Morelos es una entidad que depende en 95 por ciento del presupuesto federal, pero en sus cuatro años de gobierno Ramírez Garrido Abreu ha introducido reformas a la Ley General de Hacienda de forma ininterrumpida.

Esta situación ha tenido impactos sobre la economía local, ya que con tanto cambio se complica la administración contable y financiera de las empresas, además de que la carga tributaria no ha sido pareja, al estar fincada en la planta productiva cautiva; hasta el momento no se ha emprendido alguna acción para incentivar la formalidad en el comercio.

Y una muestra de las dificultades para hacer negocios en Cuernavaca es el hecho de que el reporte Doing Bussines la ubica en el lugar 31 de 32 a nivel nacional, es decir, el penúltimo.

Las peores calificaciones las tiene en cumplimiento de contratos, donde ocupa el lugar 32 y en manejo de permisos de construcción, donde quedó en 31.

Morelos basa su carga impositiva principalmente en el Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, que es igual al de nómina y ha dado ingresos por mil 782 millones 909 mil pesos en los cuatro años del actual gobierno, lo cual representa 41 por ciento del total de los ingresos propios.

Con este gravamen se asfixió al sector productivo, ya que a partir de 2014 los empresarios no sólo pagan el dos por ciento, sino que se amplió la base al imponerlo además en aguinaldos, tiempo extra, primas, bonos, premios o estímulos, fondo de ahorros, primas de antigüedad, participación de utilidades, comisiones, pagos a consejeros de administración, servicio de comedor y cualquier otra erogación o contraprestación por servicios personales.

Es por ello que de 2013 a 2014 la recaudación subió en 153 millones 803 mil pesos, lo que significa un incremento de 68 por ciento.

Y claro, de todos estos impuestos que se han incrementado, los ciudadanos desconocen casi por completo su erogación. Los que tienen retorno específico y consignado en la misma Ley General de Hacienda son los siguientes: Hospedaje, Parques Acuáticos, Nominas y Demasías caducas.

Durante los cuatro años de ejercicio del actual gobierno, apenas 21 por ciento del total de los ingresos propios retornó a quienes los pagaron, es decir 951 millones 662 mil pesos, vía fideicomisos, en los que participa el gobierno y los particulares o empresarios; mientras que el gobierno se quedó con tres mil 394 millones 734 mil pesos.

De esta forma, el gobierno de Graco Ramírez ha contado con más recursos; aunque su dependencia del gobierno federal es total, lo importante es que los ingresos propios se vayan al gasto de inversión para que crezcan las economías estatales, ya que de lo contrario continúan endeudados y en la miseria.

Morelos arrastra un endeudamiento superior a cuatro mil millones de pesos. Tan sólo en 2014 obtuvo un crédito de Banorte y HSBC por más de dos mil 806 millones de pesos, mientras que al servicio de la deuda destina este año 653 millones 309 mil pesos.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
PRI, a repensar alianzas
Sólo reunión de amigos
PAN al Inegi: corriges o te vas