Opinión

Gobierno incumple
en productividad

A diferencia del gobierno mexicano, que confía en que las reformas estructurales contribuirán a que nuestra economía crezca más de 5 por ciento hacia finales de la presente administración, el Fondo Monetario Internacional (FMI) no cree que México avance más de 4 por ciento en los próximos 5 años.

Un crecimiento de 3.8 por ciento, como el que pronostica el FMI para la economía mexicana entre los años 2016 y 2019, es claramente insatisfactorio para crear más y mejores empleos, y reducir la pobreza en el país.

El problema del bajo crecimiento no es nuevo, pues en los últimos 30 años México sólo avanzó 2.4 por ciento en promedio anual, nivel inferior al de países con un grado de desarrollo similar al nuestro. El pobre crecimiento es resultado del estancamiento de la productividad de la economía.

Lo anterior quiere decir que el país no ha sido capaz de producir una mayor cantidad de bienes y servicios con los factores de producción a su alcance, principalmente el capital y el trabajo.

Al inicio de la administración, el gobierno del presidente Enrique Peña colocó el tema del impulso a la productividad en el centro de la política de crecimiento económico.Y propuso “democratizar” la productividad para que no se concentre en unas cuantas industrias o ciudades.

Con ese fin, creó el Comité Nacional de Productividad, que formalmente sólo se ha reunido en dos ocasiones: el día en que se instaló, el 27 de mayo de 2013, y diez meses después, el 25 de marzo de 2014.

Por ley, el comité debe reunirse una vez por trimestre en este año.
El comité lo preside el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, y su secretario ejecutivo es el titular del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete.

A la fecha, todas las entidades han instalado su comité estatal de productividad, que según Navarrete son un espejo del nacional.
El 30 de agosto de 2013 el gobierno federal publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa para Democratizar la Productividad.

Si bien su efecto se verá en el largo plazo a partir de la contribución de las reformas, la realidad es que el gobierno ha incumplido en la agenda de incrementar y democratizar la productividad.

La semana pasada, el Senado de la República instaló una Comisión Especial de Productividad, que preside Luis Armando Melgar, del PVEM.

De entrada, propuso garantizar que las leyes emitidas estén en línea con la estrategia del gobierno para mejorar y democratizar la productividad.

Lo importante es que todas las acciones, tanto del Ejecutivo como del Congreso, promuevan la productividad con un solo objetivo: incrementar la capacidad de crecimiento de la economía mexicana en el largo plazo en beneficio de la población más necesitada.

Twitter: @VictorPiz
Correo: vpiz@elfinanciero.com.mx