Opinión

Gil contra Romero Hicks

 
1
 

 

Roberto Gil Zuarth

Este lunes los senadores interrumpirán sus vacaciones, mejor conocidas como periodo de receso, para volver a tratar el tema anticorrupción. En todas las bancadas hay una oposición silenciosa pero, con oficio político, están dejando que el PAN rompa los platos y pague los costos.

Aunque la bandera anticorrupción la enarboló el actual presidente del PAN Ricardo Anaya desde que fue presidente interino, hay entre sus senadores aliados al PRI que pretenden frenarla con distintas argucias.

Roberto Gil Zuarth, panista presidente del Senado, es uno de los principales opositores en lo oscurito. El canto de las sirenas le ha hecho creer que puede ser candidato a la presidencia de la República, siempre que deje atrás a Ricardo Anaya.

Es demasiado inteligente para enfrentarse directamente a Anaya. Por eso, ha utilizado al senador Fernando Salazar Fernández para llegar al extremo de pedir su declaración patrimonial, de intereses y de impuestos a los proveedores.

Paralelamente ha utilizado a sus personeros para sembrar la idea de que los senadores panistas Juan Carlos Romero Hicks, Ernesto Ruffo Appel y Marcela Torres Peimbert podrían ser los responsables del fracaso del Sistema Nacional Anticorrupción, por sus exigencias 'extremistas'.

Una vez más la elección presidencial de 2018 se convierte en factor en la negociación del Congreso y en esta ocasión es por la guerra interna panista. A Gil le conviene hacer fracasar el compromiso de Anaya con la sociedad civil de apoyar al cien por ciento la iniciativa tres de tres. Si Anaya no puede cumplir sus compromisos, ¿cómo quiere ser candidato presidencial? Ahí entra él como salvador del panismo.

PUBLICIDAD #3de3
Para la sociedad civil el tema verdaderamente tenso en la negociación del Sistema Nacional Anticorrupción, que reinicia hoy, es la publicidad de la #3de3; es decir, las declaraciones patrimonial, de interés y fiscal, que por cierto ya son públicas en 70 países.

Este es un punto mucho más importante que el Código Penal y la Fiscalía, que es donde se ha enfrascado la discusión para distraer el interés del tema principal.

El hecho de que se apruebe hacer públicas las declaraciones permite saber si el funcionario mintió, como ha sucedido ahora en las campañas políticas, en cuyo caso se viola la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos y se puede iniciar un procedimiento.

Además de caer en falsedad de declaraciones, que es una causal de sanciones administrativas.

Y obviamente al ver las declaraciones queda evidenciado si hubo enriquecimiento inexplicable o simplemente están fuera de la realidad.

En la discusión en comisiones que inicia hoy se espera un voto libre por parte de los senadores panistas, ya que es tan grande el conflicto interno que será difícil encontrar acuerdos.

A pesar de la importancia que tienen la Fiscalía y el Código Penal, las organizaciones de la sociedad civil entienden que hay muchos intereses políticos, sobre todo en el tema de la Fiscalía Anticorrupción, ya que puede detonar la definición del fiscal general de la República y adelantar los tiempos.

Respecto al Código Penal señalan que el solo incremento de las sanciones no significa acabar con los delitos, y el mejor ejemplo es el secuestro.

* * *

La elección de Aguascalientes está tan cerrada que tanto priistas como panistas mandan su última encuesta en la que aseguran que van arriba. Los de Martín Orozco hablan de más de 10 puntos, los de Lorena Martínez de seis puntos. Lo que es seguro es que es uno de los procesos más complicados.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Mejor en el orfanato
Martín Orozco no será juzgado
Comisión de la verdad