Opinión

¿Frenará Banxico la carrera del dólar?

 
1
 

 

Especial Banxico Dolar

Ayer, la Comisión de Cambios del Banco de México decidió subastar diariamente 52 millones de dólares, desde ahora y hasta el 8 de junio.

Se trata de la inyección de tres mil 120 millones de dólares al mercado cambiario, independientemente de cómo se comporte el tipo de cambio. Además, se podrían agregar los 200 millones de dólares por día en caso de un brinco de más de 1.5 por ciento.

Ayer, tras el anuncio realizado por la Comisión, el precio del dólar bajó desde un nivel de 15.62 al mayoreo a 15.44 al cierre de la jornada.

¿Podrá esta inyección de dólares frenar la carrera del dólar?

A mi parecer, sólo tendrá capacidad de recortarle “picos”. Esa inyección de dólares no va a frenar un alza que sea producida por una tendencia internacional que apunta al fortalecimiento del dólar. Sería como imaginar que una pequeña barda es capaz de parar una avalancha. No sería posible.

Creo que las autoridades monetarias mexicanas algo tenían que hacer y por eso anunciaron la inyección de los 52 millones. Sin embargo, el propio secretario de Hacienda lo ha señalado en los últimos dos días: se trata de un fenómeno que trasciende las fronteras del país y que está pegando a gran número de divisas.

¿Quiere decir que el dólar seguirá encareciéndose sin freno? No necesariamente.

Lo que hemos visto es un fenómeno especulativo. No sería imposible que si surge una noticia que haga dudar de un alza temprana en las tasas de interés pudiera darse un movimiento a la baja.

De hecho, la tendencia alcista más grave se produjo desde finales de febrero hasta el día de antier.

Pero los indicadores o las noticias que –en sentido opuesto- hagan sospechar de que viene ese ajuste temprano, volverían a disparar el valor de la moneda norteamericana en todas partes, incluido México. Estaremos sujetos a los vaivenes de esta especulación.

No hay que perder de vista que estamos ante una situación inédita en la historia.

Nunca había existido una inyección de dinero como la que ocurrió en Estados Unidos, que mantuvo por muchos meses las tasas de interés en niveles cercanos a cero. Y por lo mismo no sabemos a ciencia cierta qué es lo que pasará en el momento del arranque del ciclo alcista.

Por eso tanto nerviosismo y especulación. Peor aún cuando en Europa y Japón van por un camino del que Estados Unidos ya regresó.

Ante estos elementos de incertidumbre, vale más suponer que por varios meses hacia delante tendremos un dólar caro y por lo mismo debemos considerar cuáles deben ser las estrategias correctas ante ese entorno.

Ya le comentamos previamente pero le reitero, que hay diversos sectores de la economía que van a ganar con este cuadro.

La Comisión de Cambios deberá analizar con mucho cuidado qué medidas específicas son las que deben tomarse.

Habría que cuidar que, en aras de parar la depreciación y evitar el contagio inflacionario, no vayan a elevar las tasas de interés antes de que la actividad económica recupere el paso.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Cómo vivir en tiempos de volatilidad
¿Quién detendrá a los autos mexicanos?
Seis preguntas sobre la devaluación del peso