Opinión

FMI/BM - Reunión de primavera 2015 generó más preguntas que respuestas

1
 

 

FMI-Banco Mundial

El fin de semana pasado se llevó a cabo la reunión anual de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en Washington, D.C., EU. En mi opinión, las discusiones estuvieron centradas alrededor de tres temas: (1) Lento crecimiento global, (2) normalización de la política monetaria en EU (i.e. alza de tasas de interés) y (3) la compleja situación en Grecia.

(1) Lento crecimiento global. Si bien el staff del FMI llevó a cabo ajustes a sus pronósticos de crecimiento del PIB de varios países en la publicación actualizada de su “Panorama Económico Global”, se decidió dejar la proyección de crecimiento mundial para 2015 en 3.5 por ciento. No obstante lo anterior, preocupa que llevamos siete años con bajas tasas de crecimiento, particularmente en los países desarrollados. En este sentido, para explicar este comportamiento se continúan destacando las teorías rivales de “estancamiento secular” (secular stagnation) del exsecretario del Tesoro Larry Summers –por el lado estructural-, y la de “Esta vez es diferente” (This time is different) del execonomista en Jefe del FMI Kenneth Rogoff, del lado coyuntural.

Rogoff sostiene que el hecho de que llevemos muchos años creciendo a tasas bajas no quiere decir que ya hubo un cambio estructural, como lo sugiere Summers y que por lo tanto, así va a ser hacia delante. Para Rogoff, la diferencia de esta última crisis con respecto a las que se llevaron a cabo en las últimas décadas es que la última vino acompañada de una crisis bancaria y financiera y que existe evidencia empírica de que este tipo de crisis tienen una duración mayor (alrededor de 8 años en promedio). En mi opinión, juzgando por la experiencia de México en la crisis de 1994-1995, en que la economía tardó mucho tiempo en salir adelante, me encuentro del lado de Rogoff.

(2) Normalización de política monetaria del Banco de la Reserva Federal de EU (Fed). Las discusiones sobre este tema se centraron en tres aspectos: (a) Qué tan relevante fue el mal clima para explicar la debilidad que observaron los datos económicos en 1T15. Aquí considero que no hubo una opinión dominante, por lo que tendremos que esperar a que se publiquen datos de 2T15 para saber si realmente fue el clima o hubo algún factor adicional, inclusive estructural. En lo personal, estoy inclinado a pensar que el clima tuvo un impacto relevante, por lo que considero que es probable que veamos datos más sólidos hacia delante; (b) El momento en el que el Fed iniciará su ciclo de normalización de política monetaria. En este sentido, considero que la opinión tanto de los miembros del Comité de Operaciones de Mercado Abierto del Fed (FOMC), como de economistas tanto del FMI como del BM y del sector privado, está muy dividida y en mucho se debe a la razón por la que los datos económicos mostraron debilidad en 1T15.

Es por esto que no hay duda de que los datos que se publicarán en EU sobre 2T15 serán clave. Si salen del lado positivo, darán la razón al clima y probablemente el Fed inicie su proceso de normalización de tasas en junio. Si siguen débiles, probablemente el Fed se espere a septiembre o diciembre; y en cuanto a (c) La magnitud de las alzas de la tasa de Fondos federales (Fed funds), sólo se destacó que se espera que el FOMC sea muy gradual, inclusive con incrementos de tasas “cada otra reunión” (i.e. una sí y una no). No obstante lo anterior, una vez que se resuelva el momento en el que ocurra la primer alza de tasas, la magnitud, así como la velocidad y el momento en que se aumentarán las tasas hacia delante serán la fuente más importante de incertidumbre global.

(3) La intrincada situación de Grecia. La situación en este país se ha deteriorado significativamente en las últimas semanas y seguirá generando bastante volatilidad en los mercados financieros internacionales al menos hasta junio, particularmente de aquí al 8 y 12 de mayo, en donde enfrentarán vencimientos importantes de deuda (1.4 y 0.8 miles de millones de euros, respectivamente). Asimismo, percibí que cada vez que se resuelva algún asunto de corto plazo, regresarán las preocupaciones por el asunto que siga, hasta que se vuelva a llegar a un equilibrio estable de corto plazo, como ya ha ocurrido. A pesar de todo, se sigue percibiendo una baja probabilidad de que Grecia salga de la Unión Monetaria Europea.

En resumen, considero que las discusiones que se llevaron a cabo en el marco de la reunión anual de primavera del FMI y el BM generaron más preguntas que respuestas, por lo que es muy probable que continuemos experimentando alta volatilidad en los mercados financieros durante los próximos meses.

*Director General de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

También te puede interesar:
Fed: divergencia sobre cuándo, consenso sobre cómo
Responsabilidad fiscal ante más bajo precio y producción de petróleo y menor crecimiento
54 días para cambiar a México