Opinión

“Financieras” colombianas “atacan” mercados públicos en la CDMX

 
1
 

 

Mercado público. (www.informador.com.mx)

A la par del esfuerzo del equipo que encabeza Salomón Chertorivski para atender por primera ocasión a los mercados públicos en la CDMX, locatarios están siendo abordados por “financieras” colombianas que ofrecen “créditos” cash que varían en monto con módicos intereses que por supuesto rebasan ampliamente lo que la banca comercial es capaz de ofrecerles.

El asunto no sería tan grave si se desconociera la “metodología” que estas “financieras” aplican como sistemas de cobranza y que incluyen desde el uso de la fuerza hasta las amenazas directas con quienes incumplen sus partidas de pago vía “empresas de cobranza” vinculadas presumiblemente a grupos de delincuencia organizada.

Afortunadamente llegan a los mercados públicos las primeras políticas de la CDMX realmente serias y consistentes para atender el enorme rezago que durante 50 años se mantuvieron a estos centros de abasto.

Luego de 50 años de olvido, hasta hace tres años se estableció un programa serio y consistente para modernizar la infraestructura pero también las prácticas de comercio en ellos.

En 2014 fueron 13 los mercados atendidos con un presupuesto del Gobierno de la CDMX de 152 millones de pesos. En 2015 fueron 140 millones de pesos y en 2016 serán 70 millones de pesos que cubrirán hasta 60 por ciento de las inversiones que se hagan en los mercados designados para ser sujetos del apoyo de modernización. Hasta el momento son ocho los mercados inscritos para este año.

Las delegaciones de la CDMX en donde se encuentren estos mercados tienen la obligación de aportar el 40 por ciento del costo restante y son las partes responsables de presentar los proyectos de atención integral y justificarlos.

Son 70 mil Pymes las que están instaladas en 329 mercados públicos reconocidos como tales por la autoridad. Hay más de 200 concentraciones comerciales que aspiran a ser mercados reconocidos por la autoridad capitalina.

La atención integral comprende desde renovación del inmueble, modernización de sus componentes (por ejemplo colocación de paneles que generan electricidad a partir de la energía solar) y la incorporación también de tecnologías tanto para la administración de los locales como para el cobro de las cuentas de sus clientes así como capacitación y financiamiento a los locatarios vía Fondeso que encabeza Víctor Hugo López Aranda.

Durante 2015 se desarrolló un programa piloto para que los locatarios aceptaran incorporar el cobro con tarjeta de crédito o débito en una iniciativa en la que colaboró Mastercard. De esa iniciativa se tomó la determinación de que el programa dejara de ser piloto para ser permanente dadas las bondades que la etapa inicial ofreció.

En la primera fase 400 locatarios aceptaron recibir tarjetas de débito o crédito tanto de esos cinco mercados en los que arrancó el proyecto como de otros interesados en adelantarse.

Hasta el momento se sabe que los locatarios que aceptaron el pago del consumo con plástico han mostrado un incremento en ventas superior a 25 por ciento y en algunos casos hasta de 40 por ciento.

Fondeso además concede financiamiento a estos negocios en el interior de los mercados públicos y se pueden financiar la incorporación de tecnologías avanzadas de bajo consumo o bien de paquetes de software y hardware administrativo.

Seguramente cuando las “financieras” colombianas se percaten del proyecto de la CDMX cambiarán su enfoque y buscarán otro nicho de mercado en el que puedan ofrecer sus créditos “en efe y de volada”. Ya veremos.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Mexicano obtiene lentes de botellas de PET
¿Pymes de oro en jaque?
Alta de empresas en horas con costo cero, una realidad en México