Opinión

Adiós a la 'cultura del privilegio'

 
1
 

 

Alicia Bárcena. (El Financiero)

En esta semana se lleva a cabo en la Ciudad de México el 36 Periodo de Sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que ayer inauguró el presidente Enrique Peña en Los Pinos.

El periodo de sesiones es el encuentro bienal más importante del organismo dependiente de Naciones Unidas, que en esta ocasión presentará el documento Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible, base de la Agenda 2030.

De acuerdo con la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, ese documento, que será presentado mañana, toma como punto de partida el hecho de que el modelo de desarrollo inercial y dominante en la región “es insostenible”.

Y no es sostenible por tres razones, asegura la mexicana en entrevista con EL FINANCIERO Bloomberg.

Primero, porque la economía no crece lo esperado. En este punto, Bárcena se refiere a México a pregunta del reportero:

El crecimiento de 2.3 por ciento de la economía mexicana esperado por la Cepal para este año no sólo es insuficiente, sino mediocre.

“Claro que es mediocre y ha sido un crecimiento muy generalizado en la región, que no ha podido pasar de promedios de 3.0 por ciento”.

Necesitamos crecer más, pero no a cualquier costo, dice Bárcena y explica: se requiere un crecimiento asociado a las nuevas tecnologías digitales y al medio ambiente.

La segunda razón de la insostenibilidad del modelo actual de desarrollo es porque tenemos un gran problema ambiental global y local.

La secretaria ejecutiva de la Cepal señala al reportero: “mira tú la propia Ciudad de México, cuya contaminación reciente es un gran indicativo de que por ahí no vamos”.

Y la tercera razón es la desigualdad, que a nivel global está aumentando, pero en América Latina la concentración de la riqueza y del ingreso es insostenible.

“En esta desigualdad creciente… muy pocos tienen mucho y muchos tienen muy poco”, subraya Bárcena.

De acuerdo con la OCDE, Latinoamérica continúa siendo la región del mundo con mayor desigualdad de ingresos.

Medida por el coeficiente de Gini, la desigualdad es alta en la mayoría de los países latinoamericanos, sobre todo en Colombia, Chile, Costa Rica y México.

“Nosotros creemos que estos tres factores, lo económico, lo ambiental y lo social, no dan para este modelo de desarrollo. Necesitamos uno diferente”.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible justo lo que propone es un cambio estructural progresivo en América Latina y el Caribe.

“Hablamos de un cambio estructural progresivo en donde se dé la expansión coordinada del crecimiento, se dé un cambio de la estructura productiva con conocimiento, tecnología e innovación… y en donde nos subamos a esta dinámica de crecimiento con sendas bajas en carbono y menos contaminación”, describe Bárcena.

La secretaria ejecutiva de la Cepal afirma que “es la hora de transitar de la cultura del privilegio a la de la igualdad”.

Ojalá, porque los países latinoamericanos, incluido México, históricamente se han caracterizado por la alta desigualdad y concentración del poder económico y político.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
El escenario de la ‘presidencia Trump’
¿Se apaga el motor interno de la economía?
La 'preocupante' deuda de México