Opinión

FIBRAS E: postores y reglas

 
1
 

 

electricidad

Justo ayer el gobierno federal presentó las reglas para los inversionistas interesados en invertir en los Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (FIBRA E).

Este nuevo vehículo financiero que anunció hace 2 semanas la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hará factible financiar a empresas involucradas en grandes proyectos de gas natural, energía, sistemas de transporte urbano, puertos, terminales, aeródromos, crecimiento de la red troncal de agua potable, carreteras y otras áreas de infraestructura.

Como ya lo comentábamos, entre otras cosas con la circular de ayer se confirmó el establecimiento de un gobierno corporativo, protección de inversionistas y temas fiscales para lo cual la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) generó modificaciones relacionadas con las emisoras de valores y otros participantes.

Llama la atención que en materia fiscal, como ya ocurrió con los primeros fideicomisos, se aplican beneficios al inversionista. Sólo que en los (FIBRA E)el impuesto se pagará de manera directa por cada inversionista y conforme a su nivel de participación y régimen tributario.

Desde su anuncio, se señalaron algunos proyectos rentables de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Sin embargo, también empresas como IEnova, Alfa y otros corporativos han manifestado su interés en fondearse a través de este vehículo financiero.

Dicho interés se explica porque con el nuevo mecanismo se pretende que al menos 70% del valor del patrimonio sea invertido por firmas mexicanas y el restante en emisiones del gobierno federal.

Debido al furor inicial que podría causar, algunos analistas del sector financiero como Ernst & Young y Credit Suisse las posibilidades de las primeras emisiones son amplias. Se piensa que podrían efectuarse el próximo año seis fideicomisos, aunque la previsión de la autoridad hacendaria era optimista en su lanzamiento con una primer salida antes de que concluya 2015.

Las posibilidades financieras del instrumento son amplias, tanto como lo han sido en los últimos años los 10 fideicomisos inmobiliarios que cuentan con un valor de capitalización de 238 mil millones de pesos.

Sea cual sea el escenario, es un hecho que los retos son múltiples.

Algunos que se vislumbran son el tamaño de los proyectos vs l
o que hoy día se ha contabilizado en operaciones de los FIBRAS inmobiliarios.

En el fondo diversos de los proyectos de infraestructuras están basados en licitaciones públicas, hecho que demanda un proceso transparente de valuación, tiempos de la licitación y parámetros de flujos que justifiquen la rentabilidad para el inversionista.

Su maduración y aprendizaje, serán como en los ciclos inmobiliarios, cuestión de tiempo.

Twitter@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

FIBRAS E: retos y realidades

Proyectos de ciudad II

Proyectos de ciudad