Opinión

Fed: divergencia sobre cuándo, consenso sobre cómo

1
 

 

Dólar estadounidense

La semana pasada el Banco de la Reserva Federal de EU (Fed) publicó las minutas de la reunión del Comité de Operación de Mercados Abiertos (FOMC) que se llevó a cabo los pasados 17 y 18 de marzo. Los participantes de los mercados financieros internacionales han estado muy atentos a cualquier señal que el Banco Central estadounidense pudiera enviar para saber cuándo iniciará el ciclo de alza de tasas de interés en ese país, así como la frecuencia y magnitud con la que lo van a llevar a cabo. Considero que todavía existe una gran divergencia entre los miembros del FOMC respecto al momento en que iniciará dicho proceso de normalización de tasas. No obstante, percibo que hay un consenso sobre la manera en la que el Fed va a proceder una vez que inicie el ciclo de alza de tasas.

En mi opinión, en las minutas se discutieron cinco temas clave: (1) el momento en el que iniciará el proceso de normalización de tasas de interés, asunto que tiene a los participantes de los mercados al filo de sus asientos; (2) la necesidad de “preparar” o no al mercado para el inicio de la normalización una reunión previa a que el alza ocurra. Un tema clave para saber si en la reunión del próximo 29 de abril el FOMC podría enviar una clara señal de que llevará a cabo un aumento de tasas en la siguiente reunión. Por el contrario, si no se envía una señal, esto podría significar que el inicio de alza no se llevará a cabo en junio (debido a que es la reunión que sigue de la de abril); (3) el grado de holgura del mercado laboral; (4) la fortaleza del dólar; y (5) la magnitud y frecuencia con la que la Fed llevará a cabo el proceso de normalización de tasas de interés.

(1) El momento en el que iniciará el ciclo de alza de tasas. Al dar lectura a las minutas considero que no hay duda de que este tema propició un álgido debate. No obstante, se comentó que “…la mayoría de los miembros del FOMC piensan que los datos económicos y las perspectivas de éstos garantizarían el inicio de la normalización en la reunión de junio. Sin embargo, otros anticiparon que los efectos de la caída de los precios de los energéticos y la fortaleza del dólar continuarán pesando sobre la inflación en el corto plazo, sugiriendo que las condiciones no serían las apropiadas para subir tasas, sino en alguna reunión posterior durante el año y dos participantes sugirieron que el panorama económico no sería adecuado para un incremento de tasas sino hasta el año 2016…”.

(2) ¿Qué tanto habrá que preparar al mercado para la primera subida de tasas? Dos participantes consideran que el FOMC debe buscar enviar una señal sobre las intenciones de política monetaria en la reunión anterior a que se lleve a cabo el inicio del proceso de normalización. Sin embargo, la opinión al respecto fue muy dividida porque otros dos miembros comentaron que ofrecer una señal sería incongruente con el enfoque que han estado comentando sobre llevar a cabo las decisiones en un esquema de “reunión por reunión”.

(3) Holgura en el mercado laboral. Hay que recordar que estas minutas reflejan la información disponible hasta el momento de la junta, por lo que el último reporte de empleo (marzo), que resultó débil, no estuvo presente en la discusión. No obstante, en discursos posteriores a la publicación de dicho reporte, los miembros del FOMC han argumentado que es muy probable que haya sido el clima y no un tema estructural lo que afectó el dato.

(4) Fortaleza del dólar. Considero que es un tema de preocupación dado que “… la mayoría de los participantes destacaron que la apreciación adicional del dólar en el periodo entre juntas probablemente restringirá las exportaciones netas y el crecimiento económico por un tiempo…”. Pero cabe recordar que las exportaciones en EU representan menos de 15 por ciento del PIB, por lo que el impacto del tipo de cambio en la economía estadounidense es limitado.

(5) Finalmente, algo que considero muy relevante destacar es que percibo que ya existe un consenso entre los miembros del FOMC de que el proceso de alza de tasas –cuando quiera que sea– será muy gradual. En las minutas se comentó que “…la mayoría espera que el desempeño económico propicie un proceso de normalización muy gradual o la dependencia de los datos no necesariamente lleve a incrementos de la tasa de referencia en cada reunión…”. En conclusión, el mercado continuará altamente volátil en los próximos meses debido a la incertidumbre sobre el momento en el que la Fed inicie su proceso de normalización de tasas, así como del cómo lo va a llevar a cabo, pero al menos parece ser que en este último punto hay consenso.

El autor es director general de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

Twitter: @G_Casillas

También te puede interesar:
Responsabilidad fiscal ante más bajo precio y producción de petróleo y menor crecimiento
54 días para cambiar a México
Banxico esperará a la Fed