Opinión

Fallece Gary Becker, gigante de la ciencia económica

13 mayo 2014 6:21

El pasado domingo 3 de mayo falleció el reconocido economista Gary Becker, quien no fue uno más, sino que veía los fenómenos económicos desde un ángulo diferente a la corriente actual de análisis matemático, lo cual permite entenderlos mejor. Se especializó en temas que los demás economistas no trataban, ya fuera porque no había información estadística o porque era más bien de la sociología o de la psicología. Él analizó cómo los humanos tomamos nuestras decisiones, partiendo del supuesto de que somos racionales y de que tomamos en cuenta los distintos incentivos que tenemos, aunque no sean económicos.

Sus trabajos le dieron el Premio Nobel en Economía en el año 1992.

Conocí a Gary Becker hace varias décadas en algún evento internacional, cuando todavía no era muy conocido y me sorprendió la manera en que analizaba los problemas económicos, lo que le permitía predecir las grandes tendencias económicas, aunque las estadísticas no permitían ver esas tendencias.

Recuerdo lo acertado de sus predicciones en temas como el futuro del euro y la Unión Europea, la inflación o los ciclos económicos, que se cumplieron varios años después. Siempre sencillo, muy afable y dispuesto a platicar sobre cómo percibía los distintos fenómenos económicos y las decisiones de los humanos. Su carácter le permitía platicar y escuchar de la misma manera a un Presidente o secretario de Estado, que a un analista o estudiante de temas económicos.

Para él, la economía no era un área de trabajo, sino la consideraba un instrumento o método de análisis, en el cual se tomaban en cuenta los distintos incentivos que las personas tenían para tomar sus decisiones, los cuales no se limitan a los económicos, sino también de otros tipos.

Hizo trabajos en temas como el costo de la discriminación, el salario mínimo y su impacto en el empleo y en la educación, en la inmigración, en el consumo de drogas, así como en los costos y beneficios de la democracia y de la competencia económica y muchos otros más. Trató temas difíciles desde el punto de vista de los incentivos como es el suicidio, el matrimonio y la delincuencia.

Respecto a la delincuencia, platicaba de cuáles eran los incentivos y castigos que percibían quienes infringían la ley. En los casos en que era muy baja la probabilidad de que se castigara a los delincuentes, las sociedades tenían mayores porcentajes de violencia y robos.

Fue el primero que trató el análisis del capital humano, lo cual hoy en día es muy común, pero no era así cuando él lo presentó inicialmente.
Nos abandonó un destacado economista, pero su idea de que la economía es una manera de analizar la toma de decisiones de los humanos seguirá influyendo en las políticas económicas durante muchas generaciones más.

*El autor de este artículo es Economista

Correo: benito.solis@solidea.com.mx