Opinión

Evolución reciente y perspectivas del comercio mundial

 
1
 

 

Contenedores comerciales

En un comunicado de prensa del mes pasado la Organización Mundial del Comercio (OMC) consignó que el volumen mundial de las transacciones internacionales, referido tanto a el promedio de exportaciones e importaciones de mercancías, ajustado en las tasas de inflación y los tipos de cambio de los distintos países, creció 2.8% en 2014, menor a la previsión de 3.1% realizada en septiembre de ese año. Cabe destacar que entre 2012 y 2014 el avance fue de solo 2.4% como media, el ritmo más lento registrado en un trienio en el que hubo expansión del comercio; excluyendo 1975 y el 2009 en los que esta actividad disminuyó. El Director General de la OMC, Roberto Azevedo, señaló al respecto: que “en los últimos años el adelanto del comercio ha sido decepcionante, debido en gran medida a la prolongada atonía del avance del PIB mundial después de la crisis financiera”.

La OMC prevé que va a continuar lenta la recuperación del comercio, e incluso, considera que esta tendencia podría verse fácilmente debilitada, habida cuenta del crecimiento económico todavía frágil y las constantes tensiones geopolíticas; al menos en el corto plazo, su expansión ya no sobrepasará ampliamente a la del crecimiento económico general, como venía sucediendo desde hace varias décadas. Cabe mencionar que el aumento del comercio mundial en el 2014, superó escasamente el incremento del PIB mundial ese año, y de acuerdo a estimaciones de la OMC, esta situación se repetirá al menos en el 2015 y el 2016.

La OMC destaca que la desaceleración del ritmo de avance del comercio en el 2014 en buena medida se relacionó con un lento crecimiento de la actividad económica en naciones emergentes, con la desigual recuperación en las desarrolladas y las crecientes tensiones geopolíticas, especialmente en el Medio Oriente y en Ucrania. El fortalecimiento del dólar, vinculado a la política monetaria de EUA para impulsar su economía, complicó aún más la evolución del comercio. Asimismo, influyó en el debilitamiento la pronunciada caída de los precios mundiales del petróleo (47.0% entre el 15 de julio y el 31 de diciembre del 2014) y en general, la baja de cotizaciones de las materias primas básicas que incidieron negativamente en los ingresos de exportación y redujeron la demanda de importaciones en los países exportadores, empero, también impulsaron los ingresos reales y las importaciones de las naciones importadoras; la OMC comenta que “aún esta por verse si, en general, esta evolución tendrá consecuencias positivas o negativas para el comercio mundial en el 2015”.

En términos de valor en dólares corrientes el comercio mundial de mercancías registró un estancamiento en el 2014, 18.95 billones de dólares, aumento de solo 0.7% respecto al año precedente. En cambio el alza del valor en las exportaciones de servicios registró un incremento de 4.0% hasta 4.85 billones de dólares. Cabe hacer mención que el valor de mercancías de regiones de exportaciones de recursos naturales disminuyó más en el 2014, 6.0% en América del Sur; 5.9% en la Comunidad de Estados Independientes (CEI) Federación Rusa; 7.6% en África y 3.9% el Medio Oriente. En este contexto, el escaso avance de las economías de la Unión Europea (UE) ha afectado sensiblemente su demanda de importaciones y el desempeño del comercio mundial debido a su gran participación en las adquisiciones mundiales: 32% el año pasado incluyendo el comercio entre sus miembros y 15.0% excluyéndolos. Las exportaciones europeas se incrementaron lentamente condicionadas por la limitada demanda de importaciones de la región. Asia y América del Norte fueron que registraron la mayor alza de exportaciones en términos de volumen el año pasado, 4.9% y 4.3%, respectivamente al igual que sus importaciones 4.4% y 3.6%, en cada caso.

Por otra parte, las exportaciones de servicios comerciales llegaron a 4.8 billones de dólares en el 2014 variación de 4.0% en relación al 2013 y las importaciones a 4.7 billones de dólares aumento de 5.0%. Todas las regiones mostraron incrementos moderados en ambos rubros, salvo la CEI que observó un pronunciado descenso en exportaciones de 8.0% y 4.0% en importaciones.

En cuanto a las previsiones de la OMC sobre el comportamiento del volumen mundial de mercancías en el 2015 este será de 3.0% y 4.0% para el 2016. Se estima que en el 2015 las exportaciones de las economías en desarrollo emergentes suban 3.6% y sus importaciones 3.7%; para las economías desarrolladas se espera un incremento de 3.2% en ambos renglones. Se contempla que Asia será este año la región con mayor actividad exportadora, aumento de 5.0% y América del Norte con 4.5%; las exportaciones de Europa también adelantarán 1.9%; la menor alza se observará en América del Sur, 0.2%; las importaciones de América del Norte manifestarán ascensos de 5.0% y las de Europa 3.0%. En contraste las adquisiciones de América del Sur se contraerán 0.5%.

La OMC piensa que existen riesgos a la baja en cuanto a sus predicciones, entre otros, el desequilibrio que caracteriza a la recuperación económica mundial. En EUA no se descarta una mayor desaceleración de la actividad económica en caso de presentarse condiciones monetarias más restrictivas.

La Reserva Federal de EUA contempla la posibilidad de subir los tipos de interés este año, mientras que el Banco Central Europeo y el de Japón han iniciado programas de flexibilización cuantitativa. También existe el riesgo de una baja adicional de las cotizaciones del petróleo que desalienten las inversiones, incluso en el sector energético.

En la UE no obstante que la situación económica está mejorando, el desempleo sigue siendo elevado aproximadamente de 10.0% en promedio, además de las conflictivas negociaciones sobre el rescate de Grecia que amenazan con agravar la inestabilidad financiera no solo de Europa, sino de todo el mundo.

Por otra parte, la desaceleración de la economía de China, la segunda del mundo por su tamaño, con un avance de 7.4% en el 2014, el menor en 24 años, ha tenido efectos contractivos en muchos países; es previsible que siga atenuando su avance este año y su demanda de importaciones se estabilice o disminuya su ritmo. China fue el principal exportador de mercancías en el mundo en el 2014 con 2,343 billones de dólares, comparado con 1,623 billones de EUA y el segundo importador con 1,960 billones, frente a 2,409 billones de EUA.

También te puede interesar

Insuficientes acciones de gobiernos contra el antisemitismo

Irán y Rusia, patrocinadores de guerras

Aplicar la ley