Opinión

Etiqueta de país “subbancarizado”

 
1
 

 

Etiqueta de país “subbancarizado”.

Sigue habiendo interés de nuevos participantes nacionales y extranjeros en el sistema financiero mexicano, lo que no significa que haya más competencia.

En materia bancaria, en este año se han autorizado dos instituciones de banca múltiple: el Banco S3 México, filial del español Banco Santander, que ya tiene dos licencias bancarias en el país, y el Bank of China México.

Además, tres bancos iniciaron operaciones en 2016: el Banco Sabadell, filial del español del mismo nombre; el nacional Banco Finterra, y el Industrial and Commercial Bank of China México, subsidiaria del banco más grande del mundo.

Durante la presente administración se han autorizado 13 nuevos bancos, 10 de los cuales ya están en operación.

El presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González, lo explicó así a este reportero:

“Ha sido un año muy intenso en esa parte, de que tengamos nuevos jugadores en el sistema bancario, lo cual demuestra no solamente la solidez del sistema bancario, sino las perspectivas de crecimiento y negocio en el país”.

De acuerdo con el regulador, en la presente administración han sido autorizados siete nuevos bancos.

Además, han entrado en operación seis nuevos bancos, que “se habían autorizado en la pasada administración, pero que en ésta les dimos ya la licencia para operar”.

Al cierre de agosto, “tenemos 50 bancos, que están con licencia u operando, lo cual es un número importante y demuestra las expectativas de crecimiento que hay en el sector, pero también en la economía”, dijo González.

Aunque el sector de banca múltiple está integrado por medio centenar de instituciones, persiste una alta concentración.

Las instituciones del llamado G-7, que son los siete mayores bancos del país, concentran prácticamente 80 por ciento de los activos totales y también de los pasivos.

En términos de resultados, la concentración es aún más acentuada, pues cinco bancos –BBVA Bancomer, Banamex, Santander, Banorte e Inbursa– absorben ocho de cada 10 pesos de utilidad.

Si bien es un tema de mediano y largo plazos, al sistema financiero le falta penetración y evolucionar hacia una mayor competencia, reconoce el presidente de la CNBV.

Donde México está más rezagado es en el monto de crédito como proporción del PIB.

La meta que estableció el presidente Enrique Peña es llegar 40 por ciento del PIB al final de su administración.

Al inicio de su gobierno esa proporción era de 26 por ciento y en este año es cercana a 31 por ciento, pero faltan 10 puntos porcentuales del PIB.

Aunque se ha avanzado, está muy por debajo del promedio de Latinoamérica, que es de 44 por ciento del PIB.

Falta aumentar la penetración crediticia, que no es una tarea sencilla, pues debe hacerse bajo sanas prácticas prudenciales, porque dar crédito es fácil, lo difícil es cobrar.

Jaime González admite que “necesitamos seguir evolucionando en la parte de competencia a partir de las bases que sentó la reforma financiera”.

Si bien México tiene un “mercado subbancarizado”, se han sentado las bases para la expansión del crédito y los servicios financieros en general.

Ojalá, porque eso es sinónimo de mayor desarrollo para el país y bienestar para las familias.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
El síndrome de los déficits gemelos
¿Qué le preocupa a S&P de México?
México debe mirarse en el espejo de Chile

>