Opinión

Escenarios postelectorales EU y su impacto en México

 
1
  

 

¿Cuáles son las opciones de Banxico?

Mañana martes es el 'día D', el día de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. El sube y baja continuo de las encuestas y la pérdida de credibilidad en las mismas, de acuerdo a lo que ha pasado recientemente en las realizadas en el referéndum del Brexit, o en el referéndum de Colombia a favor de la Paz, o en las elecciones en España, o en México, en donde se ha confirmado que los encuestados no dicen la verdad, nos hacen pensar que en las elecciones de mañana, todo puede suceder.

Sin embargo, utilizando el instinto, y el sentido común, pudiéramos imaginar algunos escenarios que pudieran ser los más probables.

Asimismo, también podemos intuir cuál debería de ser la reacción de los mercados ante los posibles resultados. De esta forma le presentaremos a continuación nuestros tres principales escenarios y sus posibles consecuencias en el mercado financiero mexicano, ordenados por sus probabilidades de ocurrencia:

El gobierno de México ha anunciado tanto del lado del secretario José Antonio Meade como del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, que está preparando un plan de contingencia para el caso de que este último escenario se materialice.

Una de las principales preocupaciones es que al tomar posesión Trump, si resultara ganador, tendría facultades para imponer un arancel de 30 por ciento a las exportaciones mexicanas, antes de plantear una revisión del TLCAN.

El gobierno de México tendría que actuar de una forma contundente y rápida para fortalecer los fundamentos de una economía ya debilitada, por el sobreendeudamiento, a efecto de aminorar la salida abrupta de capitales internacionales de su tenencia en valores gubernamentales en pesos y en dólares, y evitar una reducción en la calificación de la deuda soberana que ya se encuentra clasificada en perspectiva negativa por parte de las calificadoras internacionales. El escenario sería el de una recesión para México en 2017.

¿Qué medidas se podrían estar anunciando en este caso? No hay mucho margen de maniobra del lado fiscal, ni del lado monetario. Salir a vender dólares de las reservas internacionales, ante un entorno de un severo flight to quality global no tiene sentido. El secretario Meade lo ha dicho muy claro. Sería como tirar gotas de agua en el océano. Los Incrementos en las tasas de interés implicarían un mayor déficit fiscal, lo que pondría en riesgo la calificación de grado de inversión.

El arsenal de herramientas tendría que partir de una combinación de medidas fiscales, como mayores recortes en el gasto corriente, incrementos en los impuestos especiales como los de la gasolina, impuestos al consumo, y del lado monetario, anunciar un incremento medido en las tasas de interés, apoyados en operaciones de compras de bonos del gobierno para inyectar liquidez al mercado y más adelante restablecer las subastas de dólares con reglas. Este es un escenario en que tendríamos un presidente que todas las mañanas se levantaría pensando como joder a México, pero desde la oficina oval.

El autor es presidente de Bursamétrica.

Twitter: @EOFarrillS59

También te puede interesar:
La economía mexicana pudo haber crecido 1.8% anual en el tercer trimestre
¿Qué tan necesario es un consejo fiscal?
México, ¿cambio de modelo político?

escenariospostelectoraleseneu07