Opinión

Escenarios para los cambios en el gabinete

 
1
 

 

Escenarios para los cambios en el gabinete.

En la mayor parte de los círculos políticos y empresariales se da por hecho que hacia finales de agosto o a más tardar en las primeras semanas de septiembre se anunciarán cambios al gabinete presidencial.

La razón de ellos es hacer un ajuste en la alineación del primer equipo del gobierno en vistas a la etapa final de la actual administración así como en preparación a la selección del candidato presidencial del PRI.

Una cosa está clara en los altos círculos del gobierno: el presidente Peña no va ‘a rendir la plaza’, es decir, no va a resignarse a que López Obrador o Margarita Zavala o cualquier candidato de la oposición ganen las elecciones presidenciales de 2018.

Dos son las razones fundamentales para ello: la primera es porque sabe que una buena parte de las reformas estructurales va a madurar en el largo plazo y por lo tanto requieren de continuidad.

El triunfo de un candidato del PRI en 2018 es la manera de asegurar su legado.

Pero hay otra razón: el presidente sabe que él mismo podría estar en riesgo de ser perseguido tras el término de su administración en 2018 si llega al gobierno un opositor. Las experiencias internacionales son claras.

Seguramente en los siguientes días verá mucho tiempo de actividades privadas del presidente, preparando tanto su Cuarto Informe como estos cambios.

Hay dos escenarios posibles para ellos.

El primero es el de los cambios de la alineación básica, lo que implicaría seguramente un golpe de timón en la conducción del gobierno. Se trataría de movimientos de las posiciones de los llamados 'presidenciables', sea para darles otras responsabilidades en el gabinete o fuera de él. Anote usted en ese grupo al menos a los titulares de Segob, Hacienda, Sedesol y SEP. Por los signos vistos hasta hoy, a mi parecer, es el escenario menos probable pero sigue siendo posible.

El segundo de los escenarios implica cambios que no involucran al grupo de secretarías que mencionamos arriba pero sí a algunas otras.

De entrada, el presidente debe enviar al Senado la propuesta del nuevo titular de la Secretaría de la Función Pública, quien debe ser alguien de alto perfil y con indiscutible independencia.

Pero no descarte cambios en otras dependencias cuyos titulares no han sido mencionados de modo sistemático entre los 'presidenciables', sea para colocarlos en posiciones que les den una mayor exposición o bien para moverlos y dar espacios a alguno o algunos que hoy no están en el gabinete y a quien se quisiera dar exposición. El nombre que salta inevitablemente aquí es el de Manlio Fabio Beltrones, pero también puede anotar a algún gobernador o exgobernador.

La mayor parte de las encuestas no colocan en este momento ni al PRI como partido ni a ninguno de sus prospectos como el que tiene una mayor intención de voto. Pero esa no es ahora la preocupación fundamental. La clave es tener a un grupo más amplio con un mayor nivel de reconocimiento en la población y con un saldo favorable entre sus positivos y negativos.

Y en estos escenarios, uno de los factores condicionantes de mayor importancia son las elecciones en Estados Unidos y sus resultados.

Así que no espere tiempos tranquilos en el gobierno en los siguientes meses.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Posponen inversiones por Trump
El señuelo fiscal de Trump
¿Qué tan grave será la desaceleración?