Opinión

Escenarios 2015: Actinver ve factible un crecimiento superior a 4.0% para la economía mexicana

Todo parece indicar que la economía de México se encamina a lograr un crecimiento superior a 4.0 por ciento para el año entrante. Sin embargo, se presentan retos enormes para lograr la consolidación del crecimiento en los siguientes años.

En cuanto al entorno internacional, Actinver estima un mayor dinamismo en la economía mundial en 2015: un crecimiento de 4.0 por ciento vs. un crecimiento de 3.4 por ciento estimado de 2014.

En las economías desarrolladas seguimos previendo un crecimiento por debajo de su promedio histórico, previo a la crisis, aunque algunos países pudieran crecer más que el presente año.

Para Estados Unidos estamos estimando un crecimiento de 3.2 por ciento contra 2.1 por ciento anual para este año.

Para la zona del euro los programas monetarias más agresivos pudieran ayudar para que el crecimiento del año entrante sea de 1.6 por ciento anual, medio punto superior al crecimiento que pudiera observar en 2014, alejándose tímidamente del riesgo de deflación.

Para las economías emergentes y en desarrollo estamos pronosticando un crecimiento de 5.2 por ciento, liderado por China de quien prevemos logre crecer a 7.5 por ciento ante los nuevos programas de impulso económico y monetarios que está lanzando el gobierno de ese país.


ESCENARIO ECONÓMICO PARA MÉXICO

La Secretaría de Hacienda entregó hace unas semanas al Congreso su paquete económico para 2015. La mayoría de los supuestos del programa parecen realistas y conservadores. El criterio de asumir un precio promedio del petróleo puede ser conservador. Hoy el valor se ubica en 88 dólares por barril y el promedio supera los 94 dólares por barril; nuestra estimación es de 88 dólares por barril. La producción de crudo de Pemex la calculamos en 2.30 millones de barriles diarios. Vemos muy difícil revertir la tendencia de menor producción de Pemex en el corto plazo. Ligeramente abajo del supuesto de 2.40 millones de barriles planteados en el Presupuesto.

El crecimiento de 3.7 por ciento parece muy factible, si se cumplen los expectativas de una aceleración en la industria estadounidense de 3.4 por ciento anual, más un incremento de la Inversión pública-privada en nuestro país. De hecho nosotros estimamos un crecimiento de entre 4.0 y 4.5 por ciento. El efecto conjunto de un buen desempeño de la economía estadounidense, junto a la mayor inversión privada en diversos sectores como el de telecomunicaciones, energía, manufactura, edificación e infraestructura, la normalización del flujo de remesas y el déficit fiscal propuesto,  nos pueden dar un dinamismo muy superior al observado en los últimos dos años.

Por dentro de nuestra economía estimamos un crecimiento de 3.8 por ciento en el consumo, un incremento de 6.1 por ciento en la inversión pública-privada.

Estimamos que la inflación va a despegar en la primera parte del año hacia un 4.70 por ciento anual considerando un incremento en el salario más un ajuste único en el precio de la gasolina. Meses después puede irse rápidamente para abajo, pero las presiones que estamos previendo para el precio del dólar pudieran darnos un piso de inflación cercano a 4.0 por ciento para el cierre del año.

En cuanto a nuestro comercio exterior estamos estimando un incremento en las exportaciones de 6.5 por ciento para 2015, lo que nos daría un volumen total de ventas externas del orden de 420 mil millones de dólares. Las importaciones pudieran incrementarse 6.8 por ciento generando un déficit comercial de 15 mil millones de dólares.

En relación al tipo de cambio y las tasas de interés estamos considerando un entorno de mucho nerviosismo en los flujos internacionales ante el inicio de la normalización de tasas de interés en dólares por parte del Banco de la Reserva Federal, lo cual nos podría llevar a un entorno de salida de flujos de inversión financiera de los mercados financieros de México. Consideramos probable que el Banco de México tenga que incrementar su tasa de referencia del 3.0 actual a 4.0 por ciento en dos o tres sesiones, y anticipándose a las decisiones del Banco de la Reserva Federal. Estamos estimando un precio promedio del dólar de 13.50 pesos por dólar, con un precio de cierre de 13.20 pesos
.
El déficit fiscal programado definido como los Requerimientos Financieros del Sector Público se está planteando en 4.0 por ciento del PIB, inferior en 0.2 puntos al de 2014. Consideramos factible el que no se rebase este nivel de déficit ante una posible recaudación superior a la programada ante un precio del petróleo más caro, un tipo de cambio mayor y un crecimiento económico más alto.

Para el Índice de la Bolsa Mexicana esperamos un nivel de cierre de 50 mil puntos en el Índice de Precios y Cotizaciones, basado en una estimación de incremento en las utilidades de 12 por ciento, apoyado en un mejor desempeño de la economía doméstica y la continuidad en la buena tendencia de las exportaciones.

El autor es director de Estrategia de Actinver.

Twitter: @ErnestoOFarrill