Opinión

Es Rey Mysterio; es el Thompson Playa

 
1
 

 

Rey Misterio. (Cuartoscuro)

"Los turistas compran más máscaras de luchadores mexicanos que sombreros de charro”, habría dicho Bernardo Santillana, uno de los directivos del Hard Rock Café Riviera Maya, días antes del peculiar evento en el que se combinó el rock de ese reciento con la lucha libre, y en el que Rey Mysterio encabezó el cartel junto con Mesías y Psycho Clown. La función fue el 13 de septiembre.

La lucha libre en la Riviera Maya es algo que uno no escuchaba con regularidad; pero para como fluye el cúmulo de turistas a esas playas, no nos extrañe que se convierta en un espectáculo regular en ese destino hacia el futuro. Luchadores: hay oportunidades en la playa.

Esas son las virtudes de los destinos de sol y playa mexicanos: todo lo potencian. Ahí está lo logrado por el grupo Xcaret, que hasta una réplica de Xochimilco puso en marcha; o la alianza de Daniel Chávez
–el dueño de Grupo Vidanta/Mayan– con Cirque Du Soleil, que hasta logró sacarle del anonimato y ponerle al frente de un micrófono para explicarle al presidente Peña Nieto las virtudes de su alianza con el circo canadiense. Ahora hay más letreros en la autopista Cancún–Tulum que refieren al circo, que los que te dicen dónde están los cenotes.

La Riviera Maya es un polo seductor para cualquier negocio. Por eso se anunció esta semana una llegada más de una cadena hotelera de súper lujo. Una más, sí, que refrenda las bondades del destino. Se trata de la empresa Commune Hotels & Resorts, cuya CEO Niki Leondakis visitó estos días nuestro país para anunciar la apertura de su novísimo “Thompson Playa”. Esta empresa tiene más de 40 hoteles en prácticamente todos los continentes. Promete mucho, demasiado, dirán algunos: “creamos las experiencias distintivas que pueden transformar tu día, tu viaje, e incluso tu vida”. Me imagino la Isla de la Fantasía.

Commune Hotels está entre las primeras 15 empresas para trabajar del Business Times. Ciertamente está rompiendo paradigmas. Su filosofía incluye algo poco visto en la hotelería: “relaciones personales genuinas, positivas y de beneficio mutuo”. La firma dice que “no teme experimentar”.

El tráfico de pasajeros reportado por Asur al aeropuerto de Cancún registró un aumento de 15 por ciento para agosto (sí, millones de personas vienen cada día más a México, el país del caso Ayotzinapa). Esto implica que lo vibrante del destino sigue ahí, y permite cada día más experimentar con proyectos nuevos de negocio, gran parte de los cuales terminan siendo exitosos.

Ya sea entonces la lucha libre, la llegada de un circo icónico o de una cadena hotelera de lujo adicional, la Riviera Maya debe estar siempre entre la prioridad de los activos turísticos que tenemos que preservar.

Twitter: @SOYCarlosMota
​​
Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El ¿perverso? motorcito de Amazon.com.mx
Yo compré el WC por internet
Volkswagen aguó la fiesta de Moreno Valle