Opinión

Para EPN es la hora de cumplir; ¿podrá?

1
    

      

Enrique Peña Nieto

El gobierno de Enrique Peña Nieto, que no ha podido salir de la crisis social por el pésimo manejo que ha hecho del caso Ayotzinapa, que no ha logrado revertir su déficit de credibilidad por los escándalos de las casas de las Lomas, Ixtapan y Malinalco, tiene encima un nuevo problema, y uno nada menor.

La administración Peña Nieto tendrá menos dinero para 2016. El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, lleva semanas lanzando advertencias de que habrá que meter tijera. Y el viernes, el presidente mismo anunció en Acapulco que “vamos a cambiar y a ajustar políticas públicas, programas gubernamentales que ya no corresponden a la realidad del país, ni a las nuevas demandas de la sociedad. Se trata, justamente, de construir el gobierno que merecen los mexicanos, un gobierno renovado, moderno, más eficiente y capaz de hacer más con menos”.

La cuestión es que el récord de este gobierno es malo, ¿o habría que decir muy malo?, en cuanto a logros. Y ahora resulta que esos mismos, esos que en los hechos no han convencido, tendrán que “hacer más con menos”. Luce complicado, por decir lo menos.

Aquí algunos indicadores, seleccionados aleatoriamente, del deficiente performance de esta administración:

En el último año, la menor creación de empleo desde 2006, según cifras del Inegi (La Jornada 25/03/15)

–“Cuatro de cada 10 mexicanos, 42.9%, no pueden alimentar a todos los integrantes de su hogar a partir de los ingresos laborales que se generan en su hogar, sino que para hacerlo tienen que recurrir a otra forma de transferencias como son programas sociales, remesas o ingresos en especie (…). Es el índice más alto de pobreza salarial del que se tiene memoria desde hace una década, de acuerdo con los índices oficiales de Coneval”. (México Cómo Vamos 06/03/15).

México se estanca en sótano de corrupción (EL FINANCIERO 02/12/14)

Deuda externa se dispara; crece 20% en sexenio de EPN (Arena Pública 23/01/15)

–Y, por supuesto, el reportaje de EL FINANCIERO: Cumplidas, sólo 28 de las 266 promesas de EPN (08/02/15), artículo donde ya se adelantan algunas probables afectaciones por la escasez de recursos.

Cuestionada ayer sobre algún renglón donde el gobierno de Peña Nieto pueda presumir buenos resultados, Viridiana Ríos, directora general de México Cómo Vamos, me dijo que “el empleo formal fue el único que se tuvo, pero cabe recordar que es gracias a una reforma laboral que en realidad se aprobó a iniciativa de la anterior administración”.

Viridiana Ríos agrega que de cara a la nueva realidad presupuestaria, el gobierno tendrá “que mostrar lo que no nos ha mostrado desde el inicio de la administración: resultados. Han sido muy buenos generando expectativas, ahora tocan los resultados. Esperemos que realmente se haga un presupuesto base cero, que realmente se gaste de manera eficiente. Eso requiere no sólo una reingeniería administrativa, sino también legislativa, para que los presupuestos realmente puedan ser disminuidos, por ejemplo en lo que se asigna a los partidos políticos. Necesitamos que haya cambios”.

El gobierno debe saber que la cantaleta de que ya vienen los frutos de las reformas estructurales no le va a alcanzar ni siquiera para convencer a la opinión pública, ya no digamos para generar cambios reales.

Se antoja muy remoto que la administración que básicamente sólo puede presumir acuerdos legislativos se atreva a modificar el régimen de asignación presupuestal a los partidos, por ejemplo. Pero si no hace algo así, imposible creer que realmente serán capaces de hacer más con menos. ¿Se atreverá?

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
DF, ese mundo raro
El sistema no soporta su pasado
Guerrero: elecciones sí, pero como para qué